PARA EL QUE LO TIENE TODO


Hace unos meses os decía que mi teléfono móvil tenía dos años y que no tenía intención de cambiarlo porque iba bien. Pues eso ha cambiado. Mi teléfono ha muerto. Cuando lo compré era lo último. Ahora la tapa y el teclado se han separado definitivamente y por mucho que quiera no puedo recuperar los datos. He perdido todos mis contactos de la agenda y eso me ha hecho pensar:

1. Lo bueno es que cambio el teléfono por uno mejor
2. Me preocupa que muchas cosas importantes las tenga informatizadas. Es sobre este segundo punto sobre el que me voy a explayar.


Vivimos enganchados a la informática, a las cámaras digitales de 10 millones de pixels, a los discos duros extraíbles, a las televisiones de plasma, a la play con bluray, a la wii para hacer ejercicio (Rosa esto es un homenaje!), a los videojuegos para entrenar la inteligencia y a los móviles para comunicarnos. No me quejo, me gusta la tecnología y agradezco los avances en este aspecto, pero me preocupa que no mandemos cartas de puño y letra por correos (aunque teniendo en cuenta que en mi oficina de correos han estado 15 días sin material, no me extraña), no guardamos los teléfonos y direcciones en una agenda de papel, no programamos nuestro horario fuera del Outlook, no hacemos fotos de carrete… y después pasa lo que pasa: Mi hijo le da mil viajes al teléfono y parece que pierdo la vida, hay una subida de tensión en la electricidad de mi casa y… corro a ver si el disco duro está bien… ¡qué me está pasando?


Yo he tomado una decisión: Tener una agenda de papel. No quiero una palm que falle. ¿Sabéis qué? me está encantando apuntar todos los teléfonos a mano… tiene un punto artístico que me gusta.

He pensado que quizás hay momentos en que se os pasan por la cabeza estos pensamientos. Pongámonos en situación con un caso practico: Tengo un amigo al que le encanta la tecnología (este amigo podría ser yo misma), llega su cumpleaños y entre todos los amigos queremos regalarle algo pero… ¿qué? ¡Si tiene de todo!


Solución: LOMO. No, no se trata de comprarle una cinta de lomo de cerdo. Camaras fotograficas Lomo. Fantásticas, maravillosas, divertidas, desenfocadas, con viñetas, con una o seis lentes, con colores saturados, con movimiento, con carrete. Sí señores: ¡¡con carrete!!


Pensar en el encanto de llevar a revelar fotos sin saber lo que va a aparecer. Se que parece anticuado pero hay auténticas maravillas. La diferencia de Lomo respecto a una cámara convencional es la lente. Ésta se caracteriza por imprimir una importante intensificación de los colores en el objeto fotografiado. Como los colores tienen mayor presencia en el centro de la foto se da un efecto túnel, como de halo.

Los adictos a la Lomo pueden inscribirse en cualquier Sociedad Lomográfica cuyo decálogo nos sirve para ilustrar la filosofía de estas cámaras:

1. Lleva siempre la cámara contigo.
2. Utilízala de día y de noche.
3. Lomografiar no interrumpe tu vida cotidiana, la pone en escena.
4. Dispara desde la mano, no desde la cara.
5. Acércate todo lo que puedas a tu objetivo.
6. No pienses
7. Sé rápido.
8. No es necesario saber lo que tienes en el carrete en el momento.
9. Después tampoco.
10. No te preocupes por ninguna de las reglas.

No pienses, ¡Dispara!
Os recomiendo vivamente esta experiencia. Si no os queréis lanzar a por una lomo en condiciones probar la Lomolitos (modelo de usar y tirar).

Más información y puntos de venta: LOMO SPAIN

También te puede interesar

1 Comentario

  • Reply
    Anónimo
    04/02/2009 at 17:30

    Me regalaron una en noviembre, colgué una referencia al respecto en facebook, en mi album de fotos de Lo que va brotando en los campos… He de reconocer que es bastante divertida. Y recomiendo las lentes de colores para desvariar todavía un poco más… MS

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar