¡AGUA VA!


Hace casi 2 años que nació el enano. En su momento dejé de trabajar fuera de casa para hacerme cargo de él y a pesar de que todas las caras no transmitían alegría o satisfacción al comunicar la noticia, no me arrepiento en absoluto de haber tomado la decisión que tomé.

Me conozco todas las caras del bicho, sus besos, sus locuras, sus sueños, sus pataletas y sus ganas de jugar. Me agoto persiguiendole por el parque y… a pesar de que estando embarazada me producía pavor ver en el parque a todas las madres de chachara… me he sumado a ellas. Tengo poco tiempo para encerrarme en el baño, la peluquera me ve poquísimo y las cenas con amigas se han convertido en una necesidad.

Soy ama de casa. Sí, habéis leido bien, ama de casa. O lo que es lo mismo “sus labores”. Supongo que os estaréis preguntando por qué me da precisamente hoy por hablar de esto. Os cuento:


Esta imagen os la pongo para que os hagéis una idea de lo que veo por la ventana.
Me encargo de mi casa todos los días. Limpio y cocino, hago las cuentas del hogar, la compra, me encargo encantadisima del niño y saco tiempo para este blog (que me tiene loca). En casa tengo una habitación-estudio y desde la ventana de esa habitación veo un edificio nuevo de viviendas. Todos los días, sin excepción, tengo que ver como 3 señoras que viven en ese edificio ventilan sus textiles por la ventana. Una tiene un mantel rojo y blanco redondo, otra una alfombra de leopardo y la tercera un mantel azulón descolorido. Hoy me ha dado por comentarlo porque he presenciado el colmo de sus ventilaciones… ¡la fregona amarilla!

Sé que llevar una casa no es fácil pero el tema me preocupa. Hace unos meses iba con el bicho paseando por la calle cuando vi a una chica, de mi edificio, expulsando una alfombra por la ventana. No dejaba de mirarla porque pocos segundos después tenía que pasar por allí. A la chica se le cayó la alfombra a la calle y tuve que esperar, previa petición a grito “pelao”, a que viniera a por ella. Tuve que morderme la lengua.

Resumiendo: Hace muchísimos años que las cañerías se han instalado en nuestras ciudades. Los aspiradores no son un objeto de lujo y las escobas se venden hasta en los chinos. Yo me pregunto si esa gente que se dedica a tirar la porquería a la calle se ha planteado que nosotros paseamos por ella.


El diseñador dice que soy como Brie, la de Mujeres Desesperadas. Decidme sinceramente si tengo razón en esto o si simplemente es una práctica común y aceptable. Necesito saber que no soy la única que ve estas prácticas populares como una demostración de falta de educación y mal gusto.

Para terminar os diré que se puede ser ama de casa sin ser marujona o mujer florero o aburrida o desocupada. Sin prototipos.

Se puede ser mujer, ama de casa, pluriempleada, mamá, esposa, amiga y ejecutiva y no estar loca.

¿Soy una exagerada?

¡Por cierto! Las geniales imágenes son de GettyImages

También te puede interesar

6 Comentarios

  • Reply
    Anónimo
    13/03/2009 at 10:24

    Y confidente, y camarera, y un poco enfermera, y también psicóloga, y coacher, y… tantas cosas…

  • Reply
    Cristina Santigosa Cebrián
    13/03/2009 at 10:39

    Y tantas cosas!!!!
    Cierto!! Haces de todo pero de cara a la galería no eres nadie!! Aunque podrías gobernar un hotel con el dedo meñique!!

  • Reply
    Mons
    13/03/2009 at 17:30

    totalmente de acuerdo con el post! me ha encantado el tema!

  • Reply
    Anónimo
    13/03/2009 at 19:03

    Tu aún tienes suerte con tus vecinos. Menda tiene que soportar cada mañana a tres! Sí tres! Vecinos DESNUDOS! Es impresionante. En este país no saben lo que son las persianas (gracias a Dios en nuestro apartamento hay, fue algo que buscamos) y los tres (distintas edades, sexo y situación familiar) nos hacen un repertorio diario espectacular. Así que …. No sé que decirte: MANTEL ó STREPTESSE ¿¿??
    Mantel sin pensarlo dos veces.
    RG

  • Reply
    Anónimo
    14/03/2009 at 10:54

    Qué asco!!! es algo que yo tampoco he entendido nunca!!! lo de las alfombras por la ventana…. si vas por debajo miras a la señora pensando que al verte se cortará un poco…. pero NO!!!! ella sigue con su práctica! y además, no es más fácil pasar el aspirador a la alfombra que sacarla todos los días, expulsarla y volverla a colocar?
    RS

  • Reply
    Cristina Santigosa Cebrián
    17/03/2009 at 15:17

    Para rematar el post debo comunicaros que: HAce una hora me han llamado por teléfono solicitando hacerme una encuesta sobre hábitos de consumo.
    AHHH!!! ahora mismo la vecina está ventilando su mantel de cuadros!!! Ya está…
    A lo que iba: Le he dicho a la encuestadora que si, a pesar de que me ha dicho que la encuesta duraba 14 minutos. Después de contestar a muchas preguntas ha venido una muy interesante:
    -¿Trabaja por cuenta ajena, propia o no trabaja?
    A lo que yo he contestado: Propia.
    Me dice: Entonces es unsted Autónoma.
    Le contesto: No.
    Me dice: Entonces por cuenta ajena.
    Y le digo: No. trabajo en mi casa. Me niego a decir que no trabajo porque lo hago como una burra y me molesta que por ser ama de casa deba contestar que no trabajo.
    Qué opináis?

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar