LA SENSIBILIDAD Y LA MALDAD


Ir al dentista no es precisamente un placer. Ir al dentista acostumbra a ser desagradable. Hay adultos que le temen. Me parece que ese miedo es una mezcla de pavor al sablazo económico y pavor a que nos arranquen una muela.

Mis visitas al dentista siempre han sido agradables, hasta hace 2 meses. No tenía ni un sólo empaste en los dientes. La verdad es que mi sonrisa no está perfectamente alineada pero, hasta el momento, estaba sana. Tengo la suerte de que mi esmalte es bastante blanco pero en mi última visita al dentista me enfadé.

Normalmente iba al dentista en Barcelona, donde viven mis padres. El típico dentista buenísimo de toda la vida. El mismo que diagnosticó mi primera caries, a causa de las cucharadas de Nocilla, cuando tan sólo tenía 7 años. Ese dentista me ha cuidado la boca hasta hace 3 años. Hace 2 meses me fui a otro dentista, al del seguro médico. Menuda birria. La dentista me examinó la boca y me hizo daño. Me dijo que tenía que hacerme 2 empastes y que tenía esmalte malo. Ahí terminó la visita. Menudo enfado me cogí. La tía me dice que tengo esmalte malo y me larga tan ancha. Por suerte tengo un buen amigo dentista. No sólo es un buen amigo sino que es el mejor dentista de su ciudad. Le mandé un mensaje contándole lo que me había dicho para que se riera un rato y el tío, todo majete, me dijo que me comprara un dentífrico específico: Sensodyne Pro Esmalte. En esos momentos es cuando ves la diferencia entre un buen dentista y un mal dentista.


Todo el rollo anterior viene para contaros porque un esmalte es malo. José, mi amigo, me dijo que las bebidas con gas, y según que comidas, estropean el esmalte y hacen que los dientes se vuelvan más sensibles, acusando el frío y el calor con dolores y molestias. Es por ese motivo por el que vale la pena utilizar un buen dentífrico específico para esos problemas. Yo pensaba que no notaría mucha diferencia pero… la he notado, muchísima menos sensibilidad y cero dolor de muelas.

A lo anterior quiero añadir que a veces nos obcecamos por tener una sonrisa perfectamente alineada y nos olvidamos de que lo importante es que la boca esté sana. Una sonrisa imperfecta también tiene encanto. Es interesante diferenciarse por algo. Laetitia Casta no tiene los dientes perfectos y sin embargo es modelo…

Si queréis saber más sobre la erosión ácida, sus causas, sus conscuencias y su tratamiento os recomiendo que acudáis al site que ha montado Sensodyne al respecto: SENSODYNE PRO ESMALTE

¿Qué opináis de todo lo anterior? ¿Problemas con el dentífrico? ¿Y con el dentista?

También te puede interesar

1 Comentario

  • Reply
    ladami
    11/05/2009 at 13:38

    Hola guapísima!!!

    Qué tal el fin de semana? Bueno acabo de leer tu post de hoy, y la verdad, que a mi se me ha quitado el miedo a ir al dentista. Yo voy a uno particular que me lleva de toda la vida y voy cada año a hacerme una revisión y desde hace un par de años o así siempre me dice que estoy sana (hace años me pusieron algún empaste y me han quitado las 4 muelas del juicio)aunque si que debería ponerme ortodoncia pero mi dentista no lo hace y me da palo ir a algún sitio que no conozca donde te pueden llegar a engañar. La verdad es que nunca me ha mencionado lo de la erosión ácida aunque viendo la tv y leyendo todo esto me entra pánico, así que en la próxima revisión le preguntaré sobre ello.

    Un beso

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar