MAMÁ… ¡DESESTRÉSATE!


Pobrecillas… lo que tienen que aguantar nuestras madres no tiene nombre. Largas jornadas maratonianas que parece que van a acabar con ellas. Se levantan a las 6 de la mañana, arreglan todo lo que tienen en casa, ponen 3 lavadoras y a las 8 son capaces de llevar a los niños al cole e ir a trabajar con una sonrisa de oreja a oreja… son buenas, cariñosas, responsables y cuidadosas y sin embargo, las tenemos agobiadas, estresadas y cansadas. No es justo.

Pienso en un día de la madre de hace algunos años. Le llevé una rosa a mi madre y me dijo: «¡Pero si el día de la madre es todo el año!» No se me ocurrió nada mejor que comprarle un ramo de margaritas enorme al día siguiente. Se quedó perpleja y me dijo: «¿Y esto?» ¿Os imagináis mi respuesta? Efectivamente, le dije que era porque volvía a ser el día de la madre.

Esto que os cuento es una tontería pero nos puede hacer caer en la cuenta de que tenemos a nuestras pobres madres un poco olvidadas. El día de la madre no es sólo para hacer regalos, es un día para hacer examen de cómo la tratamos el resto del año.

A mi me encanta regalar, como a todo el mundo, y me parece que si tuviera cerca a mi madre le plantaría una mascarilla antiestrés el domingo. No cualquier mascarilla… una buena… como dice el diseñador: la más carilla.

¿Qué mascarilla le puedes regalar a tu madre para que luzca estupenda y descansada? ¿Cuál es esa mascarilla que hará sus delicias y las de los que le rodean? ¿Es posible que un rato sola en el cuarto de baño pueda relajar a una mujer? Todas estas preguntas tienen una respuesta: Línea Sublimage de Chanel. Mascarilla Regeneradora Esencial.


Más que una mascarilla, una verdadera crema de tratamiento. Rica, aterciopelada e increíblemente suave. Evoca la delicada sensualidad y el extraordinario placer reconfortante de la Crema SUBLIMAGE.

Además de los activos regeneradores y nutritivos, contiene un complejo con propiedades relajantes. La aplicación de la mascarilla se transforma en un momento de auténtico bienestar y placer para su piel.

Un excepcional tratamiento para el rostro que se utiliza de una a tres veces por semana.

Todo el refinamiento de SUBLIMAGE en un tarro de cristal de 50 ml con espátula y pincel.

Creedme si os digo que lo que dice Chanel del producto es cierto. Yo la he probado gracias a Miguel, un amigo que trabaja en Chanel de Castellana (una joyita de amigo).

Un detalle: Vuestras madres, o vosotras, podéis aplicaros el producto por la noche y dormir con él, a la mañana siguiente la piel es otra.

¿Precios? No tengo ni idea pero teniendo en cuenta que la línea Sublimage es la más alta de Chanel deduzco que barata no es.

Una nota para jóvenes maridos con hijos tan pequeños que no pueden regalar nada a sus madres (ni una manualidad): Hay que cuidar a las mamás de esos niños y tenerlas contentas… sorprenderlas en el día de la madre y dejadles una nota de parte de sus hijos… eso os garantiza un día, o una semana, de alegría (¡sin discusiones!). Además… os ganaréis unas cuantas conversaciones favorables entre ella y sus amigas… ¡seréis los reyes!

¿Os gusta mi idea para el día de la madre? ¿Qué propuestas hacéis vosotros? ¿Me dais más ideas?

También te puede interesar

Sin comentarios

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar