EL LUJO DE NO ENVEJECER


Muchas de mis lectoras sois asquerosamente jóvenes y no os planteáis envejecer pero… en principio eso es irremediable. Digo en principio porque no tiene porque ser así. Hay productos específicos para pieles que empiezan a notar el envejecimiento, hay productos que ayudan a verse mejor y hay productos casi milagrosos. Dentro de estos últimos está la línea Re-Nutriv de Estée Lauder, que acaba de actualizarse con una crema llamada Ultimate Lifting Crème Extra Rich.

Un producto tremendamente rico que en contacto con la piel se absorbe con una facilidad pasmosa. Una crema que ilumina la piel al instante y le devuelve la tersura de los 18 años, que parece que te has echo un lifting aún cuando piensas que tu piel todavía no lo necesita. Pero el asunto no se queda aquí.


Los efectos inmediatos son espectaculares pero efímeros. Sin embargo, a largo plazo y utilizando el producto a diario, los efectos son milagrosos: La palabra lifting cobra sentido con esta crema. Si alguna quiere tener una piel impecable sin pasar por el quirófano que siga leyendo:

Esta línea de Estée Lauder lleva muchos años en marcha, más de 50, y ha demostrado ser buenísima. Recuerdo que mi madre la probó hace años y dijo que era lo mejor que había probado hasta el momento, tanto la crema facial como la del contorno de ojos. Os digo esto porque yo se algo de cosmética pero lo se gracias a mi madre que siempre se ha cuidado mucho y nos ha inculcado ese gusto y pasión por la cosmética. Somos 5 hermanas y mi opinión os puede valer pero si opinan 6 mujeres que se cuidan supongo que tendré más credibilidad… ¡no?

A lo que iba: Mi madre probó la versión anterior y quedó fascinada… ¡¡No quiero saber qué dirá cuando pruebe la versión mejorada!! En Navidad tengo intención de someterla al experimento y entonces actualizaré este post. Por ahora, os cuento detalles importantes:


La crema promete resultados a corto y a largo plazo. A corto plazo promete un efecto lifting instantáneo mejorando la hidratación superficial gracias al ácido hialurónico, además, utilizan un agua que se asimila perfectamente con la estructura de la piel y eso logra que la piel esté más jugosa e hidratada. Prometen también más luminosidad gracias a las perlas molidas del mar del sur (¡se dice rápido!). La luminosidad, os lo he contado muchas veces, es una característica clave de las pieles jóvenes y sin arrugas ya que la luz rebota de forma uniforme sobre la piel. El tercer beneficio inmediato es el rejuvenecimiento instantáneo que atenúa las líneas de expresión y arrugas gracias a un polímero especial que crea un efecto óptico.

Todo lo anterior estaría muy bien si lo que quisiéramos fuera disimular imperfecciones, pero lo que pretendemos es corregirlas. Para ello Estée Lauder promete 3 resultados a largo plazo:
Efecto lifting duradero: Hemos hablado varias veces de la glicación en el blog. Os recuerdo que se trata del efecto del azúcar que se acumula sobre la piel. Cuando esa acumulación entra en contacto con el colágeno, el azúcar provoca la glicación y eso hace que la piel pierda flexibilidad y firmeza. Para mejorar eso es necesario estimular la producción natural de colágeno y haciendo eso conseguimos que la piel esté menos flácida.
Con esta crema también se pretenda luchar contra las manchas, un problema visible del envejecimiento que cada vez preocupa a más mujeres.
El tercer resultado consiste en dar una protección duradera a la piel ayudándola a restaurar su barrera lípida. La barrera lípida de la piel se daña de forma natural con el paso del tiempo y con las agresiones medioambientales, aunque utilicemos protección solar.


¿Qué es lo que más me gusta? Su textura. Antes de utilizarla por primera vez pensé que sería muy densa y excesiva para mi piel pero nada mas lejos de la realidad. Es una crema en tono amarillo que se absorbe con una rapidez pasmosa. No deja sensación grasa.

Un detalle: Tiene un perfume que si estáis acostumbradas a utilizar cremas suaves y sin perfume os puede molestar pero al poco rato desaparece.

Un contra: La única pega que tiene esta joya es su precio. Lo se… no se vale poner el caramelo en la boca para luego retirarlo… 265 euros… La única salida que le veo para todos los mortales es hacer una hucha y quitar caprichos innecesarios como el chocolate… o pedirla a los reyes magos.. que por algo son magos… o pensar en que sólo tenemos una piel y que vale la pena cuidarla. Además, vale la pena tener en cuenta que esta crema es la alternativa a un lifting médico… ¡qué precio tiene un lifting?

Un apunte más: No se vale criticarme por sugerir productos de precio alto. Pensar que os muestro productos de calidad, no precios. No todo el mundo tiene el poder adquisitivo para hacerse con una crema como esta pero sería una pena que me guardara el secreto en casa… como mínimo hoy hemos educado el gusto…

También te puede interesar

1 Comentario

  • Reply
    frutas
    10/12/2009 at 18:36

    yo me fio de ti y de tu madre pero tienes toda la razon cuando dices que es caro ahora que lo pienso pues para nochebuena gambas de plastico y caviar de gallina y yo con mi cara reluciente y les explico "por que yo lo valgo"

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar