TAPADITO, TAPADITO…


Esta mañana he despertado a mi hijo para desayunar y cambiarle para ir a la guarde. Estaba profundamente dormido y lo he tumbado en el sofá con un galleta príncipe de chocolate y una mantita por encima. él sólo decía: ¡Tapadito, tapadito! y se reía. He tenido que meterme debajo de la manta para poder cambiarle mientras nos llenábamos de mimos y besos… ¡qué hijo tan mono tengo!

Todo eso me ha hecho recordar que estoy tan cansada que sólo quiero un tapadito, tapadito como mi hijo. El viernes pasado nos fuimos de viaje a Pamplona donde se casaban una amiga mía con uno de los mejores amigos del diseñador. La boda era el sábado a las 7 de la tarde pero el viernes hicieron cena con copas para reunirnos más distendidamente a todos. Como bien sabéis, mi vida es bastante normal y familiar. Salgo poco de marcha, por no decir nada, y hoy sigo pagando las consecuencias de un fin de semana de copitas, tabaco, bailoteo y altas horas de la madrugada. Ya no estoy hecha para esas juergas y mi cuerpo no es capaz de recuperarse.

Empiezo a sentir los pies pero mi garganta no tiene voz, soy un catarro andante y mis músculos no responden. Tuve que lavarme el pelo 3 veces para quitar el espantoso olor de las noches alegres. Ya no tengo mañanas tristes… ¡tengo una semana entera!


Después de un fin de semana de locura se me ocurren bastantes cosas:
1. Quiero un plan detox en condiciones y casero… ¡Cómo podía resistirlo hace 5 años?
2. La mascarilla dulce nube de Kenzoki ha sido de gran ayuda y ha conseguido que mi piel sobreviva a la locura. El viernes llegué a las 3:30 de la madrugada y, aunque parezca alucinante, fui capaz de desmaquillarme y aplicar la mascarilla (presentía que a la mañana siguiente mi piel lo agradecería y así fue). Al día siguiente repetí la operación… ¡gracias a Dios! No sólo calmó mi piel hidratandola y relajandola sino que además, su dulce aroma de vapor de arroz consiguió calmar mi cabeza revuelta por la música, los gritos y las risas.
4. Después de una noche de marcha es necesario medicarse.
3. Necesito un hada madrina, me parece que probaré un baño de leche en polvo, de baño blanco de loto de KenzoKi que me regaló Alejandra para calmar mi cuerpo magullado. No se como recoger la casa pero se que el baño relajante me está esperando para ayudarme como el hada madrina esperaba a Cenicienta.


No estoy hecha para esas locuras y, a pesar de que soy joven, mi cuerpo no resiste farras. Soy capaz de trabajar como una burra en casa, de mover todos los muebles, de planchar 6 horas seguidas, de cocinar tres horas, de cambiar pañales y de bañar al enano. Puedo funcionar de 8 de la mañana a 2 de la madrugada, pero no puedo salir de marcha.

He descubierto que las mascarillas son eficaces, que si estoy cansada me devuelven luz al rostro, que si salgo (Dios quiera que no vuelva a salir) ayudan a no deshidratarme pero que el mayor cosmético que existe es la vida sana, pausada, serena, responsable, las horas de sueño, de descanso…. el orden no cómo placer de la razón sino como necesidad vital.


Vivan los novios pero, por favor, que la próxima boda sea de día…

También te puede interesar

6 Comentarios

  • Reply
    Pequeñas Cosas
    02/03/2010 at 10:24

    No sabes cómo te entiendo! a mí las juergas nocturnas también ha dejado de gustarme, porque me paso una semana pagando el pato! es verdad que la cosmética ayuda a la piel, pero quien ayuda a tu estado de ánimo?
    me ha gustado lo de "tapadito tapadito", yo también quiero ese plan todas las mañanas!
    un beso!

  • Reply
    Carmen Lilia
    02/03/2010 at 11:07

    Hola Kitty:
    a mi me gustan las bodas tanto tanto disfruto tanto en la iglesia, con la comida, con los dulces, bailando sin parar de reir que es tal la adrenalina que vierto que al día siguiente me despierto (si es que no empato) como una flor…y los recuerdos de una noche mágica me sirven para la semana…peor lo paso con una noche de tos de bronquios (como estoy hoy) como un flan… un beso y viva el amor y las bodas verdaderas…un beso guapísima y que me quiten lo que he bailado

  • Reply
    Cristina Santigosa Cebrián
    02/03/2010 at 11:19

    Carmen!! Si disfrutar… disfruté como una enana. Estuve de boda hasta las 5.30 de la mañana pero… qué cansancio!!
    Lo cierto es que la boda fue preciosa, la Iglesia, la novia, el novio, los amigos, los pajes (qué monos estaban), el aperitivo, la cena, el baile, la recena (qué sandwiches tan ricos), el baile, todo… pero a la mañana siguiente no podía con mi alma y ayer tampoco y hoy… empiezo a recuperarme!!!

  • Reply
    Camarona
    02/03/2010 at 11:39

    El Espidifén es mano de santo para las resacas. El día que lo saquen en mascarilla va a ser la bomba.
    Lástima…nos hacemos viejas después de todo.

  • Reply
    frutas
    02/03/2010 at 20:44

    me parece que estamos todas igual yo no entiendo como los jubilados se van 15 dias a benidorm y se lo bailan se lo cantan y se lo comen y se lo ……..pero cuando te pase eso EN LA TINA UNA ASPIRINA es mano de santo una aspirina o dos en la bañera y te resucita y ahora a seguir recuperandote

  • Reply
    Anónimo
    14/03/2010 at 23:53

    Kittyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy, me ha encantado!! La próxima vez que Potito y yo nos casemos…será de día, dentro de 25 años, te viene bien, jajajajaj

    Un besazo, sol y una vez mas…GRACIAS POR TODO!!

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar