LUBIN: LOS CLÁSICOS NUNCA MUEREN


Si algo aprendí estudiando Humanidades es que un clásico nunca muere. La lectura de los clásicos es uno de los placeres más apasionantes de este mundo y más para una humanista. Es fácil hacer afirmaciones como la anterior en literatura o arte pero… ¿qué pasa con las fragancias? Exactamente lo mismo. Hay firmas que llevan tantos años, siglos, funcionando que a veces las olvidamos pero redescubrirlos es un placer. Eso es lo que paso con la firma francesa Lubin. Es un clásico de la perfumería. Cuando te plantas delante de sus perfumes hueles historia de Europa, historia de Francia. Pensar que María Antonieta les hacía pedidos y que su «sucesora» (Josefina Bonaparte) hizo lo propio, me hace pensar en mis clases de historia contemporánea y me hace entenderla de otra manera (Lo que se reiría Jesús Longares, mi profesor de Historia Contemporánea en la Universidad, si leyera esto).

Sin embargo, la historia de Lubin va mucho más allá de la Revolución Francesa, eso son sólo sus principios:


Ubicada en el centro de París, en pleno barrio de los perfumistas de la ciudad allá en el siglo XVII, la Casa Lubin, establecida en1798, es una de las marcas de lujo más antiguas de Francia. La empresa familiar, operador importante en la industria internacional de las fragancias hasta los años 1950, fue vendida y revendida varias veces desde los años 70 hasta finales del siglo XX, y hace tan sólo una década estuvo a punto de desaparecer.
Gracias a la ayuda de los antiguos propietarios de Lubin, la empresa fue rescatada con éxito por Gilles Thévenin, un creador de perfumes altamente cualificado y experimentado. Convertida de nuevo en una empresa privada independiente con domicilio en París, Lubin vuelve a los estantes de prestigiosos grandes almacenes y minoristas exclusivos de veinte países, principalmente en Europa Occidental. Un equipo de perfumistas llenos de talento garantiza la originalidad y calidad de los perfumes que creamos. Las fragancias Lubin están hechas con los mejores ingredientes naturales, y sus fórmulas son desarrolladas y producidas en Francia. Nuestros principales proveedores son fabricantes independientes altamente cualificados, que cuentan con una larga tradición artesana de la mayor calidad.


Lubin es una pequeña empresa de perfumes de lujo. Una gran parte de nuestro trabajo se hace a mano. Nuestros productos son fabricados en cantidades limitadas en un pueblo cercano a Angers, en el valle del Loira. El hecho de que nuestros productos sean made in France es de vital importancia para nosotros y no hacemos ninguna concesión a esta política.

¿Qué trae a Lubin hasta mi? En realidad es quién. Hace unos días tuve la suerte de estar en Bomonde (una perfumería nicho de Madrid de la que os hablaré con calma en un largo post próximo) en un taller de perfumes de Carla Bulgaria Roses Beauty. A raíz de eso empezó mi contacto con bomonde y hace un par de días estuve en la presentación de Lubin. Lo cierto es que los dueños son encantadores, simpáticos, y sienten pasión por lo que hacen. Eso convierte Bomonde en el espacio perfecto para firmas como Lubin.


¿Qué encontramos en Lubin actualmente? Como podéis imaginar el archivo de esta firma es extensísimo y eso hace que sus fragancias sean únicas. Obviamente no mantienen todas sus fragancias originales pero hay algunos frascos espectaculares esperando a estar en los tocadores modernos… mi preferida es Gin Fizz, la más fresca de todas sus fragancias.

¿Qué me gusta de esta firma? Lo que más me gusta es que su fagancias son elaboradísimas, nada de fragancias fáciles y efimeras. Incluso Gin Fizz, con su frescura, es elaborada y duradera. Además del contenido, me tiene loca el contenedor. El packaging de estos productos es espectacular. Cajas forradas de seda, frascos míticos, clásicos, “vintage”, emblemáticos, preciosos, …

¿Para quién está pensada esta firma? Para mujeres y hombres que valoren el trabajo artesanal, el trabajo bien hecho, la distinción en los detalles… Como podéis ver, me he enamorado de Lubin… Mañana os escribiré un post con todas sus fragancias… ¿podréis esperar?

Sólo me queda dar las gracias a Bomonde por regalarme esta experiencia olfativa alucinante… gracias de cabeza, de corazón y de fondo…

También te puede interesar

2 Comentarios

  • Reply
    Fashion and Beauty Now
    13/05/2010 at 17:49

    Comprobado, estos aromas son una maravilla. Yo estoy enamorada de ellos 😉

  • Reply
    Anónimo
    15/08/2012 at 14:26

    Adoro Black Jade!!! El perfume de Maria Antonieta. Aroma inacabable que persiste

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar