CUANDO PELUQUERÍA SIGNIFICA HORROR Y TERROR


Ir a la peluquería es una de las cosas que más me cuesta en tema estético. Odio ir a la peluquería a cortarme el pelo. Lo detesto con todas mis fuerzas porque en toda mi vida sólo ha habido 2 peluqueras con las que haya quedado satisfecha. Una está retirada y la otra trabaja en Luis&Tachi de Eduardo Dato (Madrid). Su nombre es Núria y la conocí hace un año gracias a una presentación de L’Oréal Productos Profesionales. Me cortó maravillosamente bien el pelo. Salí encantada.

Hoy he ido, después de 6 meses, a cortarme el pelo. He ido a Leonardo, en El Corte Inglés de Sanchinarro. Ha sido un error propiciado por la impaciencia de ver que necesitaba darle forma a mi larga melena.

Llevo casi 3 años dejando crecer el pelo y he conseguido una melena que hoy me han desajustado. Ir a la peluquería, en mi caso, se convierte en un examen exhaustivo de la profesionalidad y hoy ha dejado paso a la ignorancia. Me he acordado durante toda la sesión de María y de la serie que dedicó, en el Brand Content, al Dependiente Perfecto.

35 minutos de suplicio, no ha durado más la sesión. He entrado a las 12.25 y he salido a las 13:15. Cuando he llegado había 2 clientas en marcha con 2 peluqueras y otras 4 peluqueras de cháchara. He tenido que esperar 10 minutos para que me lavaran el pelo. Le he dicho a la peluquera que me lavara el pelo con normalidad, nada de tratamientos ni mascarillas. He pedido lo más básico y me han cobrado 10 euros por este servicio. Casi el precio de un bote de champú de l’Oréal Professionel con la diferencia de que este salón ha decidido eliminar los productos de L’Oréal división profesional (matrix, Pureology, Kerastase, etc), de sus salones y me han dicho que los que utilizan son buenísimos… ¡no los conoce ni su madre! Lo mejor es que todavía utilizan algunos carritos de esas firmas en su salón.


El caso es que de ahí hemos pasado a la silla de corte, ese sitio de donde se extrae el título de este artículo: Horror y terror. Es más, añado: “cuando peluquería significa chusco”. La chica que me iba acortar me pregunta qué quiero y le respondo que quiero que me arregle el corte, que le dé la forma en los finales y que recorte un poco más los frentes para que mi cara tenga algo de vida. Lo de dar forma se lo toma como: “liquidar 5 centímetros de la capa más larga y 8 de las cortas”… efectivamente… ¡se ha pasado! 19 euros por este horror.


Llegamos al secado. El pelo está mojado y me pregunta, antes de secar, qué quiero que me haga. Le respondo que natural, con movimiento en las puntas pero nada marcado. Esto lo interpreta una peluquera normal a la primera. Nada de rulos, nada de caracolillos, nada de repeinados y nada de laca. La chica coge un cepillo redondo muy pequeño y se dedica a secar mi abundante melena fina con él (Error). Total, he terminado con el pelo mucho más corto de lo que había pedido y además, me lo ha secado con caracolillos marcados y horteras en las puntas, lo que visualmente amplía el desastre. Eso sí, antes de secar me ha dicho si quería un producto de volumen. Una peluquera que sabe lo que hace se da cuenta cuando llega la clienta de si esta tiene o no volumen en el pelo y si algo no escasea en mi melena es el volumen. Otros 19 euros por la broma. Sí, habéis leído bien. Secarse el pelo con forma nefasta tiene un coste de 19 euros. Y a eso le llaman PEINAR.

Observaciones:

  • La última vez que acudí a esta peluquería fue en Junio de 2007, lo se porque fue después del Bautizo de la niña de unos amigos. Salí completamente desencantada por una mujerzuela rubia platino (como la que me ha cortado hoy), cuyo corte de pelo denotaba una falta total del sentido de la estética. Además, en esa ocasión, me dijo que llevaba el corte mal hecho y que lo que quería hacerme era imposible (una media melena más corta en los frentes). Ella argumentó que yo no tenía ni idea y que los frentes tenían que ser más largos que la melena.
  • La última vez que acudí la peluquería estaba bastante llena. Hoy las 10 sillas de lavado y las 10 (mínimo) de peinado, estaban vacías… sospechoso. A esa hora en una peluquería decente hay más gente (aunque sea miércoles).


Conclusiones:

  • Este estropicio no vale 48 euros. Ha sido un robo a mano armada y se lo he hecho notar a la que me cobraba. Cobrar 48 euros por un trabajo aderezado con desocupación, falta de profesionalidad, sillas con fundas trasparentes manchadas con chorretes de tinte, profesionales ausentes, y muchas clientas que salen pareciendo monstruos de la peluquería es un despropósito.
  • Tienes un solo trabajo, si no eres capaz de hacerlo bien, preocúpate.
  • Todas las clientas no son iguales, todas las melenas no son iguales, todas las mujeres no son tu.
  • La próxima vez que quiera cortarme el pelo (tardaré mucho, os lo aseguro), llamaré a Núria del Luis&Tachi de Eduardo Dato.
  • No vayas a cualquier peluquería cuando estés impaciente.

Para ir terminando: Hoy estoy enfadada con este tema y rompo mi promesa de no hablar mal de nadie en este blog. Lo siento pero me parece tan preocupante que me cobren 48 euros por un trabajo mal hecho que me niego a callarme. Hubiera pagado más encantada si me hubiera encontrado con alguien que sabe lo que hace.

Una cosa buena: Antes de ir a la peluquería he ido a pedir hora para una analítica y la persona que me ha atendido me ha sonreído de oreja a oreja haciéndome sentir única y atendiéndome con una sensibilidad y amabilidad admirables (tenía a 50 personas en la cola). Esto, para ser justa, ha sido en el Hospital Universitario La Paz.
Reflexión: Yo baje los precios de los cursos de maquillaje para que todo el mundo pudiera acceder y arreglarse…

Pregunta: ¿Salís satisfechas de la peluquería?

También te puede interesar

16 Comentarios

  • Reply
    MARÍA S. ZUBIZARRETA
    24/11/2010 at 15:50

    ¡Qué bien sienta desahogarse! Y luego, uno de tus pitis. Te imagino.

    En fin, que está bien manifestar el malestar y, además, no se trata de una crítica malintencionada. De hecho, te recomendaría que enviaras link del post al dpto. de clintes de ECI pues al fin y al cabo avalan a la peluquería ¿no?

    Las fotos, geniales.

  • Reply
    Júlia
    24/11/2010 at 15:57

    Como te entiendo… He odiado las peluquerías toda mi vida, nunca he salido satisfecha, siempre te hacen ver los defectos y no las virtudes… que si lo tienes muy fino, poco brillo, se te cae mucho… Creen qué es agradable oir eso, y que tú no lo sabes?. Además del miedo que me ha supuesto siempre ir, porque me cortaban lo que querían, y siempre me ha costado mucho que me creciera, ya que lo tengo bastante rizado… Hasta que hace un año descubrí Macavi!! Empiezo a cambiar mi idea sobre las peluquerías…

  • Reply
    sole
    24/11/2010 at 16:14

    yo fui el otro día al mismo sitio y me cascaron 100 € por mechas, lavado normal y secado normal, salí horrorizada, vamos que no vuelvo ni de coña

  • Reply
    Gadirroja
    24/11/2010 at 18:13

    Me has recordado a un amiga que también tiene pavor JUSTIFICADO a la pelu (por cierto me han encantado las fotos!); pero es que además en tu caso ha sido un atraco a mano armada jamía!! Lo bueno de las peluquerías pequeñas con personal fijo es que al final conocen tus gustos y suelen acertar más. Lo malo es que ya en las ciudades han ido desapareciendo, se las han comido las franquicias.
    BESOS!

  • Reply
    Anónimo
    24/11/2010 at 19:02

    Kitty!! cómo te entiendo…
    Entendéis por qué llevo 11 años viviendo en Barcelona y sigo yendo a cortarme el pelo a Zaragoza?!?!? (soy d allí)
    Me dicen q estoy loca y siempre me repiten lo mismo: "pero si para lo q te hacen podrías ir a cualquier sitio… total sólo te cortan las puntas…" Pues sí, tengo el pelo liso, melena larga y no me hago color, y sí sólo me cortan las puntas, pero es q parece q ni eso saben hacer en alguna que otra (bastantes diría yo…) peluquería!!! Tampoco soy tan rara pero eso del "total, ya crecerá…" a mí no me sirve!!!
    Queréis q se os note q habéis ido a la pelu? Yo no, de hecho creo q ahí está la gracia, en q no se note, no creéis?
    Bien es cierto q tener la peluquera tan lejos es un problema… me aconsejáis alguna en Bcn city??
    Gracias Kitty!
    Bss,
    Noelia

  • Reply
    RECIEN LLEGADA
    24/11/2010 at 19:22

    Vente a mi peluquería y saldrás FELIZ y aun más guapa¡(la pelu no es mía eh? ;D , es a la que voy yo;acabo de llegar y me encanta como me han dejado)
    Beso fuerte.
    DELIA

  • Reply
    Mirianrocu
    24/11/2010 at 23:53

    Yo voy a la misma peluquería desde hace una burrada de años, es una pequeña peluquería de barrio, donde las chicas ya me conocen perfectamente y saben lo que me gusta. Es un placer llegar y charlar con ellas.

    Besines.

  • Reply
    Anónimo
    25/11/2010 at 06:07

    En una peluquería de postin la peluquera me cortó medio milimetro del pelo, le pedi me cortara un pco mas y me dijo que no tenia ni idea, que eso era un corte de chico, que no me iba a gustar….me mantuve firme y educada pidiéndole por favor que me cortara el pelo como A MI me gustaba y accedió de muy mala gana.

    Y si hubierais visto el peinado de la chica….ufff, ni la Esteban y en una pelu de lujo.

    Al pagar y muy cara la broma la chica de la caja me pidio los datos y le dije que no ibaa volver nunca a un sitio donde te tratan mal, te cortan peor y no atienden tus preferencias.

    El salon ya ha cerrado.

    Cuando yo iba al colegio ninguna chica un poco espabilada acababa en peluquería. No se pueden pedir peras a un olmo.

  • Reply
    Melacthe
    25/11/2010 at 10:07

    Cuando me mudé de BCN a Madrid una de las cosas que más me preocupaba era encontrar un/a peluquero/a en el que confiara.

    Poco después, gracias al boca a boca, encontré una pequeña peluquería, donde nadie te intenta vender mil productos ni te pegas un susto cuando llega la cuenta; y las tres personas que lo llevan son, con mayúsculas, unos profesionales como la copa de un pino!

    Así que lo recomiendo 100%.

    Está en Corredera Alta de San Pablo, 19 – 91.445.94.13.

    LLevo 7 años enganchada a ellos y es casi adictivo ^_^ Buena Suerte!

  • Reply
    Anónimo
    18/04/2012 at 15:29

    Totalmente de acuerdo con tu opinion, pero tengo que aclarar una serie de comentarios que en el articulo escribes.
    Después de 21 años de experiencia en la profesión y realizar formaciones en sassoon, tony&guy, hob salons y un largo etc, no estoy muy de acuerdo con algunos de tus comentarios.
    En Leonardo trabajan con los productos Paul Mitchell, productos exclusivos para profesionales y que son los mejor valorados por los profesionales peluqueros.
    En Leonardo no trabajan con productos de ninguna línea de l'oreal porque esta compañía duplica los productos profesionales a las grandes superficies y vende "tintes y champús" de resultado profesional quitando importancia y servicios a los que vivimos de esta preciosa y mal valorada profesión. Creo que antes de decir que "estos productos no los conoce ni su madre" podrías buscar en internet PAUL MITCHELL.
    Cuando uno escribe un articulo de estas características, no esta bien utilizar fotos que no se ajustan a la realidad ya que creamos una imagen que no es real.
    La imaginación siempre va mas allá de la realidad.
    Como profesional que soy o al menos eso creo, nos es muchas veces difícil entender a las clientas que no tienen muy claro lo que realmente quieren. He realizado y he impartido formaciones por toda España de visagismo para poder ayudar a los profesionales de la peluquería en esta cuestión, aquí tienes razón ya que tu explicación es limitada y a la que llamas "peluquera" de una manera un tanto despectiva tendría que haber sido mas profesional y haberte ayudado en la breve explicación que escribes en tu articulo.
    Con todo esto quiero explicar que una mala experiencia no resume que la de las otras mas de 2000 personas que visitan esa peluquería aproximadamente al mes, sean igual y que en Leonardo no bajan los precios para poder hacer accesible la peluquería para todo el mundo, damos mucho mas servicio por el mismo precio pero sobre todo AMABILIDAD Y PROFESIONALIDAD.
    Por ultimo destacar el nombre de LEONARDO, grandísimo profesional respetado por todo el mundo y al que l'oreal llama muchas veces para venderle sus "productos profesionales".
    Un saludo.

  • Reply
    Cristina Santigosa Cebrián
    18/04/2012 at 16:34

    Estimado/a anónimo:

    Muchísimas gracias por el comentario. Te contesto rápido porque se que sino se me olvidará.

    Tienes toda la razón en que hay antes de hacer un juicio hay que ser riguroso.

    Las dos veces que he ido a la peluquería femenina de Leonardo me han atendido con despreocupación y la segunda vez me desahogué en mi blog (en contra de los principios que rigen este espacio). Me parece que es la única crítica negativa que encontrarás en este blog.

    Al margen de que este artículo es de 2010 y que no hablo de todas las peluquerías Leonardo sino de la de el Corte Inglés de Sanchinarro, me parece que lo propio hubiera sido dirigir mis quejas al departamento pertinente de El Corte Inglés y de las peluquerías Leonardo.

    No quiero entrar a valorar punto por punto mi post porque ha pasado mucho tiempo. Sólo quiero aclarar que yo respeto profundamente el trabajo de todas/os los peluqueros, igual que respeto el trabajo digno sea del rango que sea. Una cosa es la profesión y otra la profesionalidad y si algo puedo afirmar es que la persona que me atendió el día en que redacté este post no fue una buena profesional. No desprecio la profesión, al contrario, la admiro.

    Siento que desde las peluquerías Leonardo hayáis sentido este artículo como una ofensa dos años después de que lo escribiera pero me parece que cuando una persona trabaja cara al público puede tener un día malo y otro bueno, y en ambos casos está expuesta al cliente. Lo siento pero eso es irremediable y si la persona que tiene enfrente decide contarlo, ya es otra historia.

    Si necesitas algo más de mil caprichos o quieres hablar conmigo fuera de los comentarios del blog ya sabes que puedes escribirme a kitty@milcaprichos.com donde estaré encantada de atenderte.

    Recibe un cordial saludo,

    Cristina

  • Reply
    Anónimo
    14/10/2012 at 19:09

    Opino lo mismo que el anónimo. Los productos Paul Mitchel, desde mi punto de vista profesional son exquisitos y únicos, sólo para venta profesional, no al público en grandes almacenes, etc, te animo a que te informes sobre esta marca y el señor Paul Mitchel.
    Los precios…… creo que no puedes comparar una peluquería de calle con una que está en el corte inglés, es evidente que si está ahí es por algo y se sabe el tipo de clientela que hay en ese lugar, por lo tanto, no está demás mirarse primero la lista de precios o preguntar, verás como así no te llevas sorpresas inesperadas.
    Además como en todos los sitios, habrá gente más o menos profesional, pero porque por desgracia te hayas topado con alguien que no haya sido de tu agrado no quiere decir que tengas que meter en el saco a la firma de la peluquería entera.
    Por último, por si no lo sabías, que me supongo que no dada tu falta de búsqueda de información, los tres centros de Leonardo cuentan con los premios de la Q de calidad Qhair, ( que ni sabrás lo que es) y también cuentan con ser los cuartos mejores peluqueros del mundo en los Aipp, busca e Infórmate entonces luego podrás opinar con cabeza.

  • Reply
    Anónimo
    19/10/2012 at 20:29

    Efectivamente entiendo que no has dado en el sitio adecuado….sin compromiso te invito a visitar esta peluqueria http://www.facebook.com/peluqueriaattitude o http://www.peluqueriaattitude.com

    Espero te guste….

  • Reply
    Anónimo
    16/11/2013 at 23:27

    He estado en Leonardo hoy, y suscribo tu opinión, no por caro pero si por dinero tirado.. mal corte.. atención regular..no volveré. Al comentario de la Peluqueria Leonardo, tendrán muchos premios y sus productos serán muy buenos, pero realmente sus profesionales dejan mucho que desear, no serán los que envíen a los concursos de calidad.

  • Reply
    adriana Jimenez
    07/03/2014 at 19:20

    Hoy llamo a pedir cita y le pido a la chica que atiende el teléfono que por favor me de cita con un peluquero que esté acostumbrado a manejar melenas rizadas y me contesta: "todos saben manejar melenas rizadas porque son peluquero"
    pierdo la cita y vuelvo a llamar para pedir una nueva mañana y pregunto: a que hora abría mañana? Y me dice: por qué no me dice a que hora quiere venir y así acabamos mas rápido?
    Hay muy poco que decir respecto a esta actitud pero lo cierto es que no te quedan ganas de ir a un lugar en el que la atención al cliente por teléfono es esta.

  • Reply
    Lamberto Garcia Mena
    06/09/2016 at 21:11

    Hola, soy peluquero y se de lo que hablas, al final he decidido trabajar solo, escuchar a mis clientes, que en su primera vez se convierten en casi amig@s, simplemente porque has intentado consensuar con ellos y hacer realidad su idea, su melena, el marco de su cara, su color, etc. He probado muchos profesionales con muyyy buena tecnica en sus trabajos, pero que olvidaban al cliente y solo vivian su propio “divismo”
    Cuando Nuriano tenga hora, yo me ofrezco como alternativa.
    Saludos

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar