ME QUEDO EN LO EXTERNO: LE LABO

De vez en cuando queremos traeros a esta sección de Brand Content el packaging de alguna marca de cosmética o perfumes que nos enamore, nos llame la atención o nos parezca reseñable. La idea es lanzar no más de cinco ideas breves que fomenten la reflexión sobre el empaquetado y la relación que establecemos con los productos. Al fin y al cabo, el packaging se considera el momento más espontáneo y directo de comunicación de una marca.
Para inaugurar la sección os traemos las velas de la colección Vintage de Le Labo. La marca de Fabrice Penot y Eddie Roschi se acerca al público en unos puntos de venta que más tienen que ver con un laboratorio abierto al juego que con las tradicionales tiendas de perfume. Sus fragancias se impregnan con autenticidad y su packaging podría considerarse memorable por los siguientes aspectos:

– Diferenciación estética mediante la ruptura con los códigos propios de su segmento.
Sofisticada y ejercitada simplicidad. El leitmotiv de los creadores está muy presente en el packaging.
– Juego entre los elementos industriales y la elaboración manual. El envase como portador de un mensaje que reconoce la imperfección y la huella del creador.
– Personalización: etiquetado nominativo. Relación permanente con quienes se acercan a la casa.
– Línea vintage como celebración más explícita y más atrevida de la propia identidad de marca.
El universo Le Labo me sugiere…

(pinchar sobre la imagen para agrandar)

También te puede interesar

Sin comentarios

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar