CHANEL, UÑAS DE ESTRELLA

Ha comenzado el curso y la adrenalina se dispara. Hay cientos de productos, campañas, acciones, packagings, etc. sobre los que hablar. Casi no sabíamos por dónde empezar, pero finalmente nos hemos animado con una refrescante propuesta de Chanel, que lleva ya un par de semanas compartiéndose en los medios sociales.

Shade Parade es el corto con el que la casa francesa ha presentado sus lacas de uñas para este otoño/invierno. Nos encanta. Es fresco, rompedor y ultrafemenino, al tiempo que cumple con los requisitos más clásicos de la publicidad.
Se trata de una producción que sigue los cánones de la publicidad demostrativa. Nos muestra toda la gama de colores disponibles y refuerza el mensaje de que estamos ante un producto que no se daña al primer toque. Además, se cierra con unos títulos de crédito que redundan en el producto, facilitándonos la información necesaria para poder adquirir el que más nos haya gustado.

La identidad de marca está presente de una forma que merece el aplauso. Marca y contenido son uno. Las manos construyen una coreografía de I could never be a dancer apoyándose en algunos de los iconos de Chanel: las perlas, las escaleras de la rue Cambon, los espejos, el pasado de la propia Coco en los escenarios, las cadenas… Un juego exquisitamente hilvanado que encaja a la perfección en el mundo de los Social Media. Ayuda también a facilitar la presencia en muros y tweets el tema de Frankie Lymon & The Teenagers, «Little Bitty Pretty One».

La división de maquillaje de Chanel, liderada por Peter Philips ha ido compartiendo sus propuestas de comunicación a través de Chanel Make Up Confidencial. El salto hacia unos códigos más cercanos al público lo dieron con el magistral «Here comes the Beauty Pack», corto que derrochaba audacia y conocimiento del propio producto. Ahora, avanzando por esa misma senda, dan un paso en hondura a la hora de construir marca y llamar a la venta.
Todos los elementos de esta producción han sido diseccionados y examinados desde nuevas ópticas, y reconstruidos manteniendo una evidente coherencia con sus orígenes.

Las manos son casi un homenaje a Bob Fosse o a las jazz hands, donde las manos adquirían un papel relevante sobre el escenario. En Shade Parade pasan a ser protagonistas absolutas. Y es en el cuerpo de estas estrellas donde se luce el producto. De nuevo vemos una sintonía total con la propia estrategia de la casa, en cuyas listas de partners podemos enumerar a Keira Knightley o Blake Lively como stars más recientes.

Por supuesto, la comunicación de Chanel es innovadora y merecedora de análisis desde otras muchas perspectivas, pero nos apetecía hacer este post y terminarlo con un pequeño experimento. ¿Cuántos de vosotros compartiríais o habéis compartido este corto? Y, por supuesto, ¿Por qué?
Gracias por ayudarnos a conocer mejor la relación marcas-público.

También te puede interesar

2 Comentarios

  • Reply
    Tere
    24/09/2011 at 15:02

    a mi me encanta blake, y mas cuando va de chanel, la verdad es que impacta!
    besitos!

  • Reply
    MARÍA S. ZUBIZARRETA
    24/09/2011 at 17:33

    Tere, está claro que Karl Lagerfeld no suele fallar en sus apuestas. Por algo la habrá escogido…

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar