LA MER: ISABEL PRUEBA THE MOISTURIZING LOTION

Isabel, más conocida en la blogosfera como Sardinas, pero con P, está casada y es madre de un “cachorrita” (como ella la define) de 16 meses. Trabaja como organizadora de eventos para el grupo Unidad Editorial (El Mundo, Expansión, Marca, Telva, Yo Dona, etc).

Desde hace un año – con motivo de su estrenada maternidad – escribe un blog sobre la irónica realidad de una madre primeriza en el que aborda situaciones de su día a día con humor y mala baba.

Navarra de nacimiento y madrileña de adopción, Isabel se confiesa adicta a la buena comida; amiga de las dietas yo- yó; ferviente lectora noctámbula; enamorada de los valses de Strauss y, sobretodo, de su machoalfa.

Aunque esta es su primera experiencia con un producto de La Mer, reconoce que es la marca fetiche de su madre y siempre ha tenido grandes referencias. Ella, normalmente, utiliza productos de L’Oreal, Clinique y Vichy.

Si queréis saber un poquito más de ella podéis encontrarla en:

Blog: www.sardinasperoconp.com
Facebook: Sardinas pero con P
Twitter: @sardinasconp

Isabel tiene una piel de normal a seca. Es la más joven del grupo de testadoras, tiene 31. Isabel no nota la piel tan seca como para utilizar la Crème de La Mer, que le resultaría excesiva, pero sí que necesita un extra así que ha sido la encargada de utilizar The Moisturizing Lotion.

Siempre he envidiado a mi madre por tres cosas: por su bondad innata, por su dulzura natural y por una piel que – a sus “cincuentay” – quisiera yo en este preciso instante. A diferencia de ella, mi cuerpo serrano (y todo lo que eso incluye) se parecen poco. Pero bueno, restando la labor de una generosa genética, he de decir, que la mia mamma es coqueta in extremis y sus potingues ocupan cinco de las seis baldas del armario del baño.

Una marca que he visto repetida en su particular “botiquín de esteticista”– y en todos los formatos posibles, por cierto -, es LA MER. Mi padre siempre ha hecho gala de tener buen gusto (y muy poca imaginación) haciendo regalos. Por eso, en cada fecha señalada, regalaba a mi madre un producto de LA MER:

Le he comprado a vuestra madre la última crema que han sacado de efecto liftatif (pronunciado así). Que no sé qué significa, pero mañana se levanta con 10 años menos.

Y nosotros nos reíamos de él porque nuestras bigotudas, acnéicas y descuidadas pieles no sabían lo que es bueno.

Pasados los años, entendimos que el cuidado de la piel, era fundamental. Para empezar, porque parecemos hijos de otra señora. (Vamos, que, en cuestión de genética, salimos perdiendo con el gen dominante paterno). Y para continuar, porque si no prestas atención a tu máscara facial…puedes acabar arrugada como la Bardot. Y no es plan.

Pero vayamos al lio. Que me voy por los cerros de Úbeda y, si me descuido, allí me quedo en modo contemplativo.

Mi piel ha experimentado bastantes fases: la de los granitos, la de poros abiertos (y sucios), la fase grasa, la fase mixta…Pero fue después de parir cuando me quedé seca como la mojama. Tengo escamas hasta detrás de las cejas!! Por eso, el día que Kitty me ofreció probar la Moisturizing Lotion de La Mer mi acartonada piel dijo: ¡GUSTA, GUSTA!


Tras este tiempo de prueba, hoy me cuelo en Mil Caprichos para contaros mis conclusiones:

  • La he usado día y noche.
  • Necesitas tan poca cantidad de producto para hidratar la piel, que me ha durado meses!!
  • A diferencia de mis cremas habituales, la Moisturizing Lotion me duraba todo el día, como si hubiera estado echándomela cada poco tiempo; como si no se absorbiera, pero sin guarrearte la cara.
  • Me dejaba la piel suave, hidratada y elástica. Y encima olía bien. (Que mi macho alfa es muy rarito para eso de los olores).
  • El día que se me acabó, me pasé un rato apretando el flis, flis, suplicando al surtidor de la crema que me diera un día más: “No te vayaaaas, quédateee, con los buenos ratos que hemos pasado juntas!!”.

En resumen, ha sido uno de los mejores regalos que me han hecho. Pero, hete aquí una confesión. El día de nuestro adiós, en un alarde de desesperación, me metí en la web y consulté el precio…Aunque sé que la crema lo vale – porque lo he comprobado en mis propias “cannes” – creo que tendré que volver a mis viejos hábitos. Eso, o engañar a mi padre para que amplíe el radio de regalos de LA MER a todas las féminas de la casa…Y eso, señoras, nunca hay que dejar de intentarlo. Como bien me enseñó mi hija… ¡“El que no llora, no mama”!

PREGUNTA PARA EL CONCURSO DE HOY: ¿Cuál es la clave del Miracle Broth™ o Caldo Milagroso?

Os recordamos que sólo se puede participar en el concurso hasta las 24,00 horas de hoy y las bases son:

1. Ser seguidoras del blog y fans de nuestra página de facebook

2. Compartir los 4 posts de mañana en vuestro muro.

3. Adivinar Y COMPARTIR EN EL MURO las 4 respuestas de las 4 preguntas que plantearemos en los 4 post de hoy. Recomendamos compartirlas con la pregunta. Por ejemplo: ¿Cuál es el dominio de Mil Caprichos? milcaprichos.com

También te puede interesar

6 Comentarios

  • Reply
    frutas
    05/06/2012 at 18:02

    me encanta la naturalidad y el desparpajo llamas a las cosas por su nombre y las que no pues onomatopeyas que no falten que de esas tengo yo en mi bocavulario un monton siempre te quedara tu padre o como yo se lo pides a papa noel

  • Reply
    Sardinasperoconp
    05/06/2012 at 19:11

    LA respuesta a la pregunta es: Macrocystis pyrifera, un alga marina….

    Esas cremas son la bomba, que me toquen por favorrrrrrrrrrrrrr

  • Reply
    Sardinasperoconp
    05/06/2012 at 19:11

    LA respuesta a la pregunta es: Macrocystis pyrifera, un alga marina….

    Esas cremas son la bomba, que me toquen por favorrrrrrrrrrrrrr

  • Reply
    Carmen Lilia
    05/06/2012 at 22:43

    Esta chica es un crak. un beso

  • Reply
    sofa
    06/06/2012 at 09:52

    Hey
    Excellent job! Thanks for the news, that's powerful! I appreciate your post, Bless you.

  • Reply
    Adaldrida
    07/06/2012 at 21:16

    Creo que me voy a enganchara Sardinas peroconP…

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar