LISTA DE REYES: M·A·C

** Este post se completa con un álbum de fotos en nuestra página de Facebook en el que compartimos los hipotéticos deseos de una mujer M·A·C.

A la mujer M·A·C le cuesta autodenominarse mujer. Está orgullosa de ser quien es y de los años que ha vivido, -que tampoco son tantos-, pero… ¿Mujer? Ese término se lo deja para mamá y sus amigas. Ni siquiera es una chica. M·A·C es energía, es «fuera corsés», es glamour, diversión y erotismo.

Mi madre no es M·A·C, pero ¡Cómo me entiende abu!

M·A·C es en los otros, con los otros, gracias a los otros; y los otros son en ella, con ella, gracias a ella. Más que una marca que se lleva, es un universo plural en plena gestación. M·A·C es movimiento y es desarrollo.

M·A·C es joven, aunque fiche a Carine Roitfeld. Perdón, M·A·C es joven y por eso ficha a Carine Roitfeld. Es transgresión, es aceptación de los renglones torcidos, es estrellas de rock, drag queens y modelos.

M·A·C no es perfecta, ni se entiende con la pulida perfección. M·A·C es admitir, aprobar y compartir las dificultades diarias… siempre con un «You can! (with our support)«.

Su relación con las marcas y con los productos es disfrutaNDO y compartieNDO. Al mismo tiempo, M·A·C lo es respondieNDO a «¿Qué pasa con esto que compro?» «¿Ayuda a que mi entorno sea mejor?» «¿Es socialmente responsable?» «¿Cuida de la naturaleza y de los otros?» Sin respuesta a estas preguntas no hay espacio para ser M·A·C.

M·A·C es urbanita, es digital y es permeable a las novedades. Le gusta los consejos de los otros y tiene un punto exhibicionista al que a veces da salida en plataformas como Chicisimo.

M·A·C es fiesta y también es deber profesional. M·A·C no te dará gato por liebre, sabe distinguir si hoy toca rosa pálido o si es momento para un pestañón. Es autenticidad y nadie puede decir que no sea experta en su terreno. Es más, muchos le copian y eso sólo pasa cuando uno lo está haciendo bien.

A M·A·C le puede el corazón y compra al ritmo de sus latidos. Reconoce las tendencias y novedades que son para ella cuando nota su sangre fluir. ¿Tu la notas? Ella sí. Por eso escribe Xmas (que no felicitaciones de Navidad) con las tarjetas de la campaña Kids helping Kids (tarjetas dibujadas por niños y cuyos fondos se destinan a la M·A·C AIDS Fund) y hace regalos con las propuestas de Natui.

M·A·C disfruta esperando El gran Gatsby porque Moulin Rouge le encantó. Escoge sólo las canciones que le gustan en iTunes y canta Girl on Fire mientras se ducha. Se duerme escribiendo tweets desde el móvil, pero amanece con energía gracias a Javi Nieves.

M·A·C tiene tumblr, fue al concierto de Coldplay y guarda su pulsera como un tesoro. M·A·C fantasea con conocer a Marilyn y tanto le gustan las pinturas de guerra que todos los días comparte en su muro algún vídeo del canal M·A·C.

Seguro que tú has sido M·A·C en algún momento, pero, si tienes duda, puedes autoexaminarte con la Lista de Reyes que hemos compartido en Facebook.

* Importante: Ni este post ni el álbum que le acompaña están patrocinados por M·A·C.

También te puede interesar

3 Comentarios

  • Reply
    ángeles
    04/01/2013 at 11:52

    Esta marca es fabulosa y sí es cierto que en algún momento he sido una chica Mac

  • Reply
    MARÍA S. ZUBIZARRETA
    04/01/2013 at 11:57

    Ángeles, no falla. Todas hemos tenido nuestro momento. Y si alguien no lo ha tenido, ya puede correr a por ese tren. Buen fin de semana.

  • Reply
    Ines Rocha
    04/01/2013 at 12:44

    Dios mío ,yo lo quiero todoooo!!!!

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar