DE LOCURAS Y UÑAS


Reconozco que en cuestiones estéticas arriesgo poco. Hay cosas que no están hechas para mi. Hay cosas que ya no me tocan. Cundo cumplí los 30 mi madre me dijo que a una mujer de mi edad ya no le iba el pelo largo y que lo suyo era aceptar la edad y ocrtar la melena. En mi tozudez dejé el pelo largo algún tiempo más pero debo admitir que en mi caso me favorece más el pelo corto y mal que me pese, tenía razón -aunque no descarto una posible vuelta de tuerca al estilo setentero-.

Cuando hace dos o tres semanas desde Maybelline me mandaron sus nuevos esmaltes de uñas pensé que eso no estaba hecho para mi. Mil opciones para locas de la manicura a las que les gusta probar. Dentro de su gama Colorshow veía fantásticos rosas palo y rojos en todas sus variaciones perfectos para mi, pero no me mandaron nada de eso. ¿Por qué? Porque a veces, queridas, hay que arriesgar así que hice alarde de valentía y puse en práctica la célebre frase de Horacio: «mezcla a tu prudencia un grano de locura». La cita es perfecta para el esmalte que elegí probar: Polka Dots es el nombre de la colección y mi elegido fue el de lunares verdes, azules y blancos con fondo verde. Podría haber elegido el rosa o el negro pero tengo un pantalón con un estampado en esos colores así que combiné.


Examinando el producto puedo decir los pros y los contras:

1. El efecto… ¡chulísimo!
2. La duración: Perfecta. Al contener los lunares si rozas la uña recogiendo en casa, no se nota como un esmalte liso.
3. El color: Necesitas dos capas para que el fondo verde quede bien. Con una sola capa no se ve una manicura bien hecha.
3. El problema: Yo aplico siempre prebase antes del color y encima del color un Top Coat. El problema de aplicar estos productos antes y después está en que cuesta muchísimo más retirar los lunares en el momento de retirar el esmalte.
4. ¿Repetir? No digo que vaya a llevar una manicura en tonos neón o con efectos todos los días, pero de vez en cuando en verano no digo que no.


No quiero terminar este post sin hablar de otro producto que me mandaron desde Maybelline. Había visto otros similares pero no los había probado. Se trata de un quitaesmalte. Es un envase con una espuma cargada de quitaesmalte en el que metes la uña giras un par de veces y sale desmaquillada. A pesar de que no lleva acetona, deja una sensación un poco «seca» pero se soluciona con un poco de crema. Me encanta porque retira los esmaltes más pigmentados en muy poco tiempo.

También te puede interesar

3 Comentarios

  • Reply
    Ines Rocha
    18/05/2013 at 09:19

    Yo,pensaba que con una sola capa ,quedaban perfectos!!,

  • Reply
    ángeles
    18/05/2013 at 11:51

    Un colorido muy bonito pero no para mi que siempre llevo las uñas transparentes.

  • Reply
    Júlia
    21/05/2013 at 10:36

    Que chulos los colores!! Probaré alguno seguro!!!

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar