SHALIMAR DE GUERLAIN: ETERNIDAD, PASIÓN, DETALLE

Por María Sánchez Zubizarreta


No sé si alguna vez has comprado o comprarás Shalimar de Guerlain, pero no dudo que desearás vivir una historia de amor como ésta:

Te recomendamos ver el vídeo de 6 minutos aunque hayas visto ya alguna de las versiones reducidas.

Lo tenemos claro: en Guerlain saben cómo emocionar a una mujer, y en sus perfumes condensan mil historias con las que conmoverse. Este es el caso de Shalimar (1925), que nos habla de un amor cincelado en la historia mediante la tradición oral y el poder evocador de la arquitectura.

Shalimar no nos habla de rosas, vainilla, bergamota, ni jazmín. Shalimar es arrebato, es un deseo de eternidad, es pasión y es detalle. Como se transmite en la película, Shalimar es un regalo en el que no se escatima, es afán por agradecer al otro lo que nos hace sentir. Shalimar hace real el deseo de Jean Paul Guerlain de que un perfume nos hable de una mujer, y no de sus ingredientes. Tal fue el logro de Monsieur Guerlain que el mismísimo Ernest Beaux dijo de sí mismo que cuando utilizaba la vainilla, el resultado era una crème brûlée, mientras que la vainilla en manos de Jacques Guerlain se convertía en Shalimar. ¿No os traslada esta afirmación al momento en que el emperador vierte sobre las aguas los polvos que se transforman en el Taj Mahal?

Vamos a ir poco a poco para ver si llegamos al menos a intuir el trabajo que han hecho en Guerlain para ofrecernos esta película de seis minutos que es una auténtica joya. Según ellos mismos explican:

«Jacques Guerlain creó en 1925 la primera fragancia oriental de la historia. Shalimar, una sutil mezcla de flores y de sensuales acentos ambarinos y amaderados, se ha convertido en la esencia eterna del amor y de una espléndida feminidad.

El escenario: El norte de la India, hace cuatro siglos. Él se llamaba Shah Jahan y ella Mumtaz Mahal. Cegado por su belleza, cayó absolutamente rendido a sus pies. Tan apasionado era su amor, que quiso que su amada habitara eternamente en un exquisito jardín en el que no hubiera sino dicha y deleite. Y así es como surgieron de la nada los Jardines de Shalimar».

A partir de esas pinceladas, en Mil Caprichos vemos este trabajo como un espléndido ejemplo de transmisión de emociones a través de las plataformas digitales. Animando otros sentidos, logran que estemos preparados, sensorial y emocionalmente, para probar Shalimar. Estoy segura de que, si no conoces perfume, en tu próxima visita a una perfumería no podrás resistirte a probar Shalimar. Tu olfato lo pedirá, y tu emoción lo exigirá.

Pensemos por un instante qué diferente es Légende de Shalimar de un anuncio gráfico. La tecnología actual permite que las marcas puedan comunicarse con una sofisticación y unas posibilidades de impacto difíciles de imaginar hace no tanto. Sin duda, hay piezas en papel que logran comunicar con intensidad, pero después de los 6 minutos de vídeo ¿no os ha invadido el deseo de ver la película completa? Si compartís esta sensación, podemos decir que Guerlain ha cumplido con su objetivo, y nos ha dispuesto para algo mejor que está por llegar… Shalimar en sí misma.

Volvamos la mirada sobre la historia que inspiró a Monsieur Guerlain para así disfrutar más de esta pequeña obra de arte:

Situémonos en el siglo XVII. El emperador mogol Shah Jahn fue casado por motivos políticos con Arjumand Banu Begum (posteriormente Mumtaz Mahal), una princesa persa que se presentaba como oportunidad para lograr la paz entre ambos pueblos. Sin embargo, lo que comenzó como un matrimonio concertado terminó con un hombre apasionadamente enamorado que perdió a su esposa cuando ella daba a luz a su decimocuarto hijo.

El emperador Shah Jahn, cuyo nombre significa conquistador y señor del mundo, fue un enamorado de la arquitectura, y de ésta se sirvió para dejar constancia de su poderío. No obstante, la obra arquitectónica más popular de todas las que promovió es, sin duda, el Taj Mahal. Este monumento funerario majestuoso, que llevó más de 20 construir, fue un «arrebato» en demostración del amor inmortal que sentía por su esposa fallecida.

Y entonces, ¿los jardines de Shalimar qué son? Los jardines también fueron un agasajo del Shah Jahan a su esposa. Situados en la ciudad de Lahore (hoy Pakistán) embellecieron y enriquecieron la fortaleza del mismo nombre. Cascadas cinceladas en mármol, terrazas de flores y agua, músicos a la sombra de los frondosos árboles, flores y más flores…

Monsieur Guerlain bebió de estas grandiosas y bellas manifestaciones de amor para crear su perfume.

Si seguís leyendo el post, podréis descubrir la certera frase empleada en un anuncio gráfico de 1969 para reforzar el mensaje de que Shalimar era un perfume oriental, sensual y, sobre todo, inspirado en una historia de amor sublime que Jacques Guerlain supo condensar. Eso sí, antes de llegar a eso, aquí van algunos datos sobre el vídeo de Guerlain:

El director de la película es Bruno Aveillan, realizador y fotógrafo publicitario con quien ya habían trabajado en Guerlain para un spot de Mahora. Habitual en producciones para marcas de lujo y aclamado por la crítica, también ha encontrado sus detractores. Estos apuntan que su estilo se impone sobre las marcas con las que trabaja. Sin duda, el director tiene un sello personal, pero ¿creéis que va en detrimento del producto que anuncia? Por cierto, el vídeo está filmado en 35mm, formato analógico.

– La composición que podemos escuchar durante el film, firmada por Hans Zimmer (Piratas del Caribe, Llamaradas, The Lion King, Inception…), es Chevaliers de Sangreal.

– El vestuario lo firma Yiqing Yin, la dirección artística Benjamin de Lapparent, de Guerlain, y las localizaciones nos llevan hasta los mismísimos Agra, Udaipur o Jaipur.

– El emperador lo interpreta el modelo Willy Cartier y la musa es Natalia Vodianova, imagen del perfume desde 2008. En contra de esta elección se manifiestan también los más críticos con el vídeo. Afirman que la modelo rusa poco tiene que ver una princesa persa. En Mil Caprichos no pretendemos cambiar la opinión de nadie, pero creemos que Guerlain habrá tenido en cuenta numerosos aspectos a la hora de escoger protagonista. Se nos ocurren: Natalia Vodianova es el rostro de Shalimar, por lo que un cambio de protagonista debilitaría la imagen de la marca. El vídeo está pensado para un público internacional que (se) reconoce a Vodianova. Además, el dominio histórico y el respeto a la cultura que inspiran a Guerlain son evidentes en todos los demás detalles del vídeo. Una concesión de este tipo la justifica, además, la coherente delicadeza que transmite la modelo rusa.

Os pedimos que dediquéis otros tres minutos al making of del vídeo para contextualizar los datos que hemos compartido y avanzar un poco más en el contenido del post. Vale la pena:

Al conocer cómo se hace un vídeo como éste tenemos la oportunidad de profundizar en el concepto del lujo tal y como lo proponen marcas como Guerlain. Es evidente que no se escatima en medios, y creemos sin ninguna duda que vale la pena. La Légende de Shalimar mana investigación, conocimiento y profesionalidad. ¿Cuántos expertos habrán trabajado para hilar esta aventura de pasión? Fotografía, arquitectura, artesanía, moda, gemología, música, equitación… Seguro que nos quedaríamos pasmados. Como os dijimos en un post de la semana pasada, en Mil Caprichos creemos que esta forma de trabajar refleja un profundo respeto por el público, sean o no clientes.

Un film como éste es comunicación persuasiva, y es también una aportación cultural incuestionable. Además, acercarse a una producción de esta magnitud requiere pausa en el ritmo frenético que impera online. Este detalle, tener que pararse y dedicar tiempo, supone una exigencia por parte de Guerlain, y es también una oportunidad para que sólo quien conecta con esa sensibilidad siga adentrándose en el universo Shalimar. Según datos como los que facilita ReelSurfer, el 50% de los internautas abandonan un vídeo online después de 15 segundos. Si bien esto varía según el perfil del usuario y el soporte que utilice, retener a una persona 6 minutos es un propósito ambicioso, muy ambicioso. Por eso, en Mil Caprichos nos parece que Guerlain nos adentra en terrenos de contemplación, de belleza que no se improvisa. Nos propone una sensualidad poética, que se crea y se recrea hasta ofrecer una historia que permanece más allá de los 344 segundos.

Ya sabéis que lo que realmente nos gustaría es comentar este vídeo de Guerlain con vosotros, en torno a una mesa y con una copa en la mano, pero mientras ese momento llega, tenemos que poner punto y final a este post. Terminamos eso sí, con la promesa que más arriba hemos hecho:

Si Rabindranath Tagore se refirió al Taj Mahal como “una lágrima en la mejilla del tiempo”, Guerlain también logró colarse en el espacio y el tiempo con Shalimar como esencia de seducción. ¡Qué bien lo expresaron en este anuncio de 1969!

«Before Shalimar was a perfume, it was a garden of love.»

Sin querer romper la magia, ya sabéis que al final la única pregunta que cuenta es ¿te gusta?, ¿te emociona?, ¿te apetece compartirlo para que otros puedan disfrutar lo que tú has sentido? Tú tienes la última palabra.

* A lo largo del día compartiremos en Facebook tres álbumes de imágenes relacionados con el contenido del film y con el universo de Shalimar.

 

También te puede interesar

4 Comentarios

  • Reply
    Cristina Santigosa Cebrián
    10/09/2013 at 13:52

    Espectacular! Espectacular! Espectacular! Chapeau María!

  • Reply
    Ines Rocha
    10/09/2013 at 20:28

    Maravillada,enamorada…..cautivada,,,

  • Reply
    ángeles
    11/09/2013 at 08:58

    Que videos más maravillosos aunque viniendo de Guerlain no me extraña nada porque se funde la elegancia con la delicadeza.

  • Reply
    frutas
    16/09/2013 at 20:17

    me he quedado sin palabras ESPECTACULARRRRRRRRRRR!!!!!!!!!!!!

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar