MANICUREANDO CON ABRICOT


Hay personas a las que las rutinas de belleza les suponen un auténtico desafío. En general disfruto con los tratamientos de belleza –salvo con la visita a la peluquería- y si tengo que elegir prefiero el tratamiento al maquillaje. Con el maquillaje ves como cambia el aspecto de forma artificial pero con el tratamiento notas mejoras a flor de piel. Hay algunas rutinas de belleza que me gustan especialmente como las exfoliantes y mascarillas, y la manicura. Me encantan los productos para la manicura y las cremas de manos me enloquecen. Verte bien arregladas las manos es un placer y sentarte en el sofá tranquilamente a “manicurear” no tiene precio. Llamadme loca… a mi me parece que es fruto de haber pasado buenos ratos así en familia.


Hacerse la manicura puede ser apetecible si cuentas con un buen kit de productos “milagrosos”. Yo reconozco que en este punto estoy bien surtida. Utilizo limas de sephora, palitos de naranjo, un cortacutículas de Tweezerman maravilloso (que se guarda en una funda rosa ideal), aceites para las cutículas, varias cremas de manos y varios quitaesmaltes que utilizo dependiendo de si llevo las uñas en colores intensos o suaves. Entre mis joyas están todas las novedades de Dior para la manicura y hoy os quiero contar como estoy disfrutando de mi kit.


En primer lugar utilizo el Dissolvant Abricot, un quitaesmalte sin acetona suave y rápido que cuida de las uñas y las nutre, hidrata y fortifica. Lo mejor es que las deja más blancas y brillantes. Es un buen producto para retirar el esmalte con delicadeza y precisión. Mi segundo paso es la hidratación. Yo no conduzco, pero en el coche del diseñador tengo una crema de manos. Os digo esto para que veáis hasta que punto soy adicta a este producto. Pruebo todas las cremas de manos que caen en las mías, y reconozco que me cuesta desprenderme de algunas. La Capture Totale Crème Mains Réparatrice Haute Nutrition SPF 15 es una auténtica locura. Disfruto cocinando y trabajo mucho con las manos así que después de pasar las manos por agua constantemente necesito un tratamiento capaz de hidratarlas, protegerlas y reparar los inevitables signos de la edad que se aceleran debido a mi ritmo de vida. Esta crema me encanta porque lleva protección solar, es antiedad, previene la piel seca, evita las manchas por pigmentación, tiene una textura increíble, se absorbe a la velocidad del rayo, no es grasa, con poca cantidad hidratas muy bien las manos y, además, huele de maravilla.


Tras el desmaquillado y la hidratación de las manos procedo a la hidratación de las uñas y las cutículas. En este punto soy bastante concienzuda. Llevo un aceite para cutículas fijo en el bolso. Prefiero hidratar y empujar las cutículas a cortar porque cortando puedo provocar infecciones. Aquí reconozco debilidad total por la Crème Abricot de Dior. Un lujo de hidratación que cumple nada menos que 50 años. Una crema concentradísima que hidrata las uñas evitando que se rompan fortaleciéndolas. Es muy espesa y necesitas poquísimas para las diez uñas. Se trabaja para que se funda bien y deja las uñas impresionantes. Para mujeres con prisa y que quieren retocar las cutículas todos los días, incluso llevar algo en el bolso para eso, el Huile Abricot es otra joya. Es una formula con las propiedades de la crème abricot pero co la textura de un aceite. Viene en formato lápiz para que sea cómodo y fácil de aplicar. Rehidrata las cutículas rápidamente y no da sensación grasa. Se aplica todos los días para mantener la manicura perfecta toda la semana. Es cómodo y fácil de utilizar y el resultado es buenísimo.


Con las uñas limpias e hidratadas y las manos listas, es el momento de dar color. Aquí soy muy variable aunque siento debilidad por los rojos en todas sus variantes y por la manicura francesa en uñas cortas. Debo decir que ver uñas largas con manicura francesa me espanta. Me parece que pierde todo el encanto. La manicura francesa es limpia y fina, una línea blanca gruesa en las uñas… no es una manicura francesa. Para que la manicura francesa sea bonita hay que seguir unos pasos: 1. Aplicar una base protectora en la uña como la base coat abricot, que es una base alisadora, nutritiva y fortalecedora que hay que dejar secar antes de continuar con el siguiente paso. Aquí yo aplico la línea blanca. Si habéis hecho alguna vez una manicura francesa sabréis que este es el punto difícil En Dior lo saben y han lanzado French Manucure, un rotulador con punta fina para que este paso esté chupado de fácil. Y lo está. Yo lo llevo hoy y lo apliqué mientras hacía los deberes con el enano. Tras aplicar el French Manucure lo suyo es aplicar una capa de color rosa suave y también este punto lo contempla Dior. Han lanzado DiorLisse Abricot, un esmalte que rellena las estrías de las uñas y las blanquea mientras las maquilla de un tono natural. Este producto se comercializa en tono melocotón y en tono rosado. Los dos son bonitos y gustarán a aquellas a las que les guste llevar las uñas naturales. Una manicura bien acabada pasa por un top coat Abricot. Este Top Coat seca el esmalte mucho más rápido y lo protege manteniéndolo inalterable más tiempo.


Hasta aquí mi manicura Dior. Debo decir que junto con lo más natural, utilizo los tonos más intensos de la firma y que todo lo que suponga Dior Manucure crea adicción en esta casa para muestra el último tono de la firma de su colección de otoño «mystic Magnetics» de la que hablaremos en breve.

¿Qué os ha parecido? ¿Habéis probado algún producto Dior para la manicura? ¿Alguna ha utilizado alguna vez la mítica Crème Abricot?

También te puede interesar

6 Comentarios

  • Reply
    Carmen Lilia
    04/11/2013 at 22:57

    buenas noches:
    yo soy una enamorada de la manicura…francesa y de todas las nacionalidades… si vieras que uno de mis primeros pinta uñas fueron de Dior… si fue un regalo y me duró el bote años sin ponerse malo… bueno chica felicidades por esa manicura… y felicidades por tu enano por dejarte la hacer… yo no puedo se la tendría que hacer antes a mis hijas 😉

  • Reply
    Cristina Santigosa Cebrián
    05/11/2013 at 10:30

    Jajaja! Carmen, es la ventaja de que sean chicos! Dale tiempo a la enana… se me acabará la manicura en paz!

  • Reply
    Júlia
    05/11/2013 at 10:33

    Yo soy de las tuyas! me encanta hacerme la manicura mientras estoy en el sofá! De hecho, siempre encuentro un rato los domingos!.
    De Dior solo he probado los esmaltes, que me encantan, pero ya he apuntado en mi wishlist, algunas preciosidades de las que nos has hablado hoy! Mil gracias por tanto delicioso capricho!!

  • Reply
    Ines Rocha
    05/11/2013 at 12:52

    Hola guapa!!!
    Si he usado la creme apricot,ademas acaba de cumplir 50 años,como tu bien dices,y sigue siendo maravillosa!!
    Tengo que comprar el quita cutículas de Tweezerman!!
    Feliz dia!!

  • Reply
    ángeles
    06/11/2013 at 09:50

    La crema de manos es supertentadora. De Dior sólo he utilizado y sigo haciéndolo un esmalte transparente porque nunca me pinto las uñas de las manos de color pues no son lo mejor que tengo.

  • Reply
    Cristina Santigosa Cebrián
    06/11/2013 at 13:27

    Ángeles, creeme si te digo que pensé en ti mientras lo escribía. Me acordé de que decías que no te gustaban los colores y que preferías los tonos naturales… tienen dos tonos naturales perfectos!!!!

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar