BEAUTY BRANDS WE LOVE (XXVIII)

Como siempre pensamos en los que aterricen en esta sección de Mil Caprichos por primera vez, aquí dejamos el link al primer post. Fue un intento de explicar de qué va esto.

Dos marcas con bastante que contar es lo que os traemos esta semana. Una es de productos para el cuidado de la piel y la otra es un club de perfume de lo más interesante. Una tiene sede en Los Ángeles y la otra dispone de doble nacionalidad.

Sabéis que queremos compartir más marcas en cada entrada de Beauty Brands We Love. La cuestión es que cuando encuentras proyectos bien presentados y que, en principio, tienen cosas que decir ¡Nos da pena no decirlas! Esperamos que os guste las dos de esta semana y que sigáis siendo fieles a esta sección.

Alguna vez nos habéis enviado la referencia de una marca interesante; no dejéis de hacerlo. Nos ayuda y nos alegra que compartáis. Ahora, eso sí, vamos con la selección de esta semana.

¡A pasarlo bien!

BRAD BIOPHOTONIC SKINCARE

Brad Biophotonic, que en 2004 daba sus primeros pasos, se presenta como una marca revolucionaria por su enfoque en los tratamientos para la piel. La clave de sus productos se descubre detrás de dos términos: biofermentación y biofotónica.

Vamos a intentar explicar los conceptos lo mejor posible. Si tenéis cualquier indicación o matiz, decírnoslo.

La aplicación de la biofotónica permite que la energía lumínica estimule las células vivas. La luz provoca una reacción química y física en las células y, en última instancia, logra una «regeneración natural» de la piel. Podríamos decir que estos tratamientos curan la piel de dentro hacia fuera.

Vamos a hablar de los envases y tal vez así podamos entender mejor la relevancia de la luz para el éxito de los tratamientos Brad Biophotonic. En esta marca el envase, el continente, se convierte en contenido.

Los frascos y envases no son un además. Los productos Brad Biophotonic sólo mantienen sus propiedades en envases de cristal de MIRON. Por este motivo la marca le dedica especial atención a la hora de comunicarse.

El MIRON es un cristal violeta que filtra la luz del sol visible y sólo permite el paso de la luz ultravioleta (en concreto los UVA). Estos envases preservan y mejoran las sustancias más delicadas.

Una prueba realizada con cebollino permite apreciar su conservación según el tipo de cristal en el que se envasa. El violeta conserva el color y el aroma de esta fina hierba mucho más fiel a su estado natural que los otros frascos.

Los envases de MIRON suponen una inversión extra. ¿Cómo valoráis que una marca proteja sus productos para garantizar la máxima calidad posible? Por supuesto, hay otras causas por las que un producto puede variar su calidad original durante los procesos de producción y distribución, pero ese es un tema que excede este post.

La elección de este tipo de envases contribuye a que el efecto «foto-reparación» de los productos Brad Biophotonic se asemeje lo máximo posible a las condiciones de test en laboratorio, esto es, que ofrezcan su mejor versión en manos del cliente.

Las marcas que apuestan por el cristal MIRON han proliferado y todavía está por llegar un boom controlado dentro del mercado de la belleza. Por el momento, todas las marcas que hemos estudiado, venden el cristal MIRON como algo diferencial y que supone un mimo especial del producto.

La lista de marcas que están utilizando estos envases en diferentes partes del mundo ha crecido notablemente en los últimos tres o cuatro años. Como ejemplo os contamos que en España tenemos Ami lyök, desde Nueva Zelanda nos hablan de Verité Spa, entre Marruecos y NY nació Kahina Giving Beauty y con acento griego tenemos localizada Philab.

El otro término clave para entender la propuesta de Brad Biophotonic es biofermentación.

La marca innova en este campo al aislar y concentrar «las propiedades específicas de cada planta y desarrollar bio-fermentos». Este tipo de investigación logra una versión más potente y más activa de cada ingrediente. Según explican, la piel absorbe más profundamente los ingredientes biofermentados.

Después de esta incursión en el mundo científico (perdón a los profesionales. Si hay meteduras de pata nos encantará saberlo y corregirlo), vamos a ver algunas otras pinceladas sobre Brad Biophotonic.

El proyecto nació, como ya hemos dicho, en 2004. Brad Hunter era un profesional que había pasado por marcas como Estée Lauder o La Prairie, pero con vocación de emprendedor. Sus oportunidades de hacer algo que le apasionara comenzaron cuando una compañía de vuelos privados le encargó una línea de productos.

Querían tratamientos que contrarrestasen los efectos negativos que las horas de vuelo tienen sobre la piel, y le pidieron que los propios productos no perdiesen propiedades por el aire viciado, la altitud, los cambios de presión, etc.

A partir de ese primer paso, los encargos fueron sucediéndose y, en 2010, Brad decidió lanzar una línea comercial. Había visto lo suficiente como para saber que sus productos tenían un hueco real en el mercado.


ThisWorks, marca de la que hablamos en esta misma sección, ofrece una línea «in transit». En ese caso, tenemos una marca de amplio espectro que lanza una gama de productos especializados. Casi antagónica, Brad Biophotonich es una marca nicho que evoluciona, aunque manteniendo la especialización.

Además de lo ya mencionado, Brad Biophotonic nos parece interesante porque:

1. Es casi el producto quien selecciona al cliente. Estamos exagerando un poco, sabemos que el público tiene la última palabra, pero las características de estos tratamientos nos hablan de unos potenciales compradores con un perfil muy específico.

No hablamos sólo de precio, que también. Nos parece que, para conectar con Brad Biophotonic, hace falta manejar un poco el sofisticado mundo de los tratamientos de piel.

Son «productos contenido+continente» y este tipo de oferta no tiene tantos referentes con los que poder compararse. En este sentido, el cliente tiene que dar un paso más. Es un tipo de marca que funciona mucho por recomendación y que crece entre públicos con estilos de vida similares.


Podréis llegar a leer que la línea Ultra se consideró de culto al poco de su lanzamiento.

2. La apuesta por este tipo de envases no deja de ser un riesgo, PROS y CONTRAS.

* PROS: Diferenciación y barrido de competencia.

Sin considerar los beneficios con los que Brad Biophotonic se vende, la puesta en escena escogida les diferencia de un enorme grupo de marcas. Normalmente, nuestras referencias en el mercado de tratamientos para la piel no tienen la presentación que aquí vemos.

Los envases nos dicen mucho de una marca y, en éste caso, también del beneficio del producto. Los frascos de Brad Biophotonic nos dejan claro que no es una marca al uso. Entendemos, con un vistazo, que tenemos que cambiar el chip.

Desde el primer instante ubicamos la marca lejos del espectro habitual. Sabemos que es diferente y que, aparentemente, no compite con las marcas que conocemos.Y de ahí se derivan lo que podemos llamar contras.

* CONTRAS: La mezcla de marcas, «cuando las veo, todas me parecen iguales».

Al instante de haber descubierto que Brad Biophotonic no juega en la línea de los tratamientos al uso, nos damos cuenta de que tampoco está solo. Hay productos similares con los que establecer comparaciones y dibujar un escenario de oportunidades.

Si bien ya sabemos que la marca no se parece a otras, resulta que el cristal violeta no termina de ser un rasgo exclusivo. Existe una competencia, que también emplea envases opacos, y que todas sean iguales dificulta la diferenciación.

«Yo sin saberlo -podemos pensar-, y resulta que hay bastantes marcas que se parecen a Brad Biophotonic». Es verdad, pero este contra tiene también otro nuevo pro.


Envases de la marca española Ami Iyök.

La falta de diferenciación debida al cristal violeta provoca que el público interesado en este tipo de tratamientos tenga que involucrarse más.

Al no disponer de rasgos externos diferenciados, el producto adquiere más relevancia. Sus atributos tienen la oportunidad de lucirse ante los clientes que buscan y comparan. Es una especie de prueba de la verdad «¿Me entiendes?¿Sabes de verdad qué beneficios te ofrezco?» y por ahí se empiezan a individualizar.

En fin, podríamos seguir con Brad Biophotonic, pero tenemos que portarnos bien y pasar a la segunda marca del día.

Por cierto, hay buenas noticias porque Brad Biophotonic se puede adquirir en Beauty Cube.

FRAGRANCE REPUBLIC

Fragrance Republic nace a finales de 2012 como un club para fans de los perfumes que deseen acceder a creaciones exclusivas. Los miembros del club reciben cada mes una fragancia, creada ad hoc por un perfumista invitado.

Fragrance Republic ofrece una experiencia única, dirigida a un público con verdadero interés por el mundo del perfume y alejada de los circuitos comerciales habituales.

Es un club que poco o nada tiene que ver con tiene las típicas páginas de suscripción (Birchbox, Glossybox, Guapabox, etc.). Nuestra marca de hoy ofrece creaciones exclusivas e involucra realmente a los miembros.

Hay tres tipos de suscripciones. Bueno, en realidad son dos y, como estamos en la República de las Fragancias, los suscriptores pueden escoger ser patricios o senadores.

Más abajo os contamos un poco más sobre el tipo de cliente de Fragrance Republic porque ahora vamos con el germen de este proyecto.

Hemos leído que Fragrance Republic puede recordar a Editeur de Parfums de Frederic Malle. Imagino que lo dirán porque, en ambos casos, se comercializan creaciones exclusivas. Cualquier otro parecido tiene que ser pura ficción porque, con toda nuestra admiración a la nueva esta marca de Francois Duquesne, todavía hay que hacer muchas millas para estar cerca de Malle.

Al fin y al cabo, Fragrance Republic sólo ha lanzado seis fragancias y su lista de creadores-colaboradores, aunque muy interesante, necesita nombres potentes.


Hemos mencionado a Francois Duquesne porque es cofundador del proyecto y también su cara más visible. Este emprendedor del mundo de la belleza, que lleva el perfume en la sangre (nació en Grasse), es el nombre detrás de Beauty Entreprise.

¿Os suenan los perfumes de Aedes de Venustas? Son suyos.
¿Quién creéis que guía las creaciones exclusivas de los grandes almacenes Barneys New York? Su empresa.
¿La mítica L’Artisan Parfumeur? Es el CEO.
¿Hay más proyectos? Sin duda, y el último es éste del que os estamos hablando.


Estuche navideño de L’Artisan Parfumeur.

La mera participación de Francois Duquesne en un evento es motivo suficiente para que muchos fanáticos de las fragancias se apunten. Sus amplios conocimientos y una dilatada experiencia son atracción suficiente para quienes desean aprender y disfrutar del mundo del perfume.

Lanzar y desarrollar un proyecto como Fragrance Republic implica no sólo una importante inversión económica, también contar con un equipo de asesores y profesionales de sobrada experiencia.

Parece que Beauty Entreprise garantiza ese respaldo, que en realidad serviría de muy poco sin el entusiasmo de Francois Duquesne y sus colaboradores.

«The reason why I wake up in the morning and do my job is to share that moment of joy with my clients. People write music, and you listen to music on the radio and it makes you happy. I produce perfumes.»

Hemos dicho ya que cada suscriptor recibe en su casa un frasquito de 15 ml antes de que se ponga a la venta en la web. Algunos de los autores que han presentado sus creaciones en este formato son:

Nathalie Feisthauer, responsable de perfumes para Comm Des Garçons, Lancôme o Yohi Yamamoto entre otros.


Legend de Montblac es una creación de Nathalie Feisthauer.

Julie Masse, quien después de firmar fragancias para Blumarine y otras marcas, se unió al equipo creativo de Christine Nagel en Mane Fine Fragance. Bajo la batuta de Nagel (¡se acaba de convertir en parfumeur de Hèrmes!) ha colaborado en la elaboración de perfumes como Terracotta, Eau sous Vent de Guerlain o Blugirl Jus N.1 de Blumarine.

– El parisino Antoine Lie, creador de perfumes para Tom Ford, Nina Ricci, Ermenegildo Zegna, Burberry, Giorgio Armani… Su colaboración con Fragrance Republic conecta directamente por su interés en los perfumes que no se ciñen a los test del mercado.

Fragrance Republic nos gusta por:

1. Involucrar realmente a los clientes (suscriptores). Como habéis podido ver en la tabla de socios, no se trata de recibir el producto y realizar una crítica más o menos superficial. Podríamos decir que exige de los clientes un grado de implicación.

Los miembros de FR, según lo que estén dispuestos a invertir, participan en decisiones relevantes sobre el lanzamiento de creaciones y, por ende, en el desarrollo del club.

Se organizan eventos y reuniones en diferentes ciudades de Estados Unidos a las que acuden los autores y profesionales reconocidos del mundo del perfume y sólo sacan verdadero provecho a estos encuentros quienes llevan los deberes hechos.

Hay una conexión tú a tú entre perfumistas y suscriptores (también pueden ser perfumistas). Esa cercanía es un valor añadido en sí misma y dobla su peso porque estamos hablando de una exclusiva para miembros. Sólo quienes son socios disfrutan de ese privilegio.

En relación con el cliente nos ha llamado la atención que no se pueda acceder a las valoraciones de los miembros. En la web sólo se ve las estrellas que se conceden a un perfume, pero no se publican las opiniones que explican esa nota.

Esta restricción de la información puede ser una manera de dejar claro el valor de la suscripción: sólo los socios pueden acceder a los contenidos. Sin embargo, tiene una doble lectura. No permite valorar el nivel del suscriptor medio.

Parece lógico pensar que quien está dispuesto a pagar por un intercambio de opiniones y por unos contenidos de cierta entidad, sea un un cliente exigente que demanda referencias.


Las imágenes de los eventos os las mostramos gracias a Elena Knezhevich de Fragantica.

2. Su acierto con una oferta de poco y bueno. Los periodistas y los bloggers valoran positivamente la apuesta por un disfrute sosegado, que anima a una experiencia más intensa del perfume.

3. Tanto los clientes como los creadores tienen una función activa. Son imanes para posibles nuevos miembros del club.

Los creadores lo son por su prestigio y los socios por sus opiniones, que llegan a su entorno y pueden tener eco online. La opinión del socio tiene especial credibilidad porque hay un desembolso económico de por medio. Cuando pagamos por un producto o servicio, tendemos a ser más exigentes.

4. El reconocimiento explícito de los perfumistas. Los autores no tienen limitaciones a la hora de crear más allá de las que exigen la legislación y las normas profesionales.

Cada creador encuentra en Fragrance Republic una oportunidad de brillar por si mismo. No hay lastres heredados por la historia de una marca, no hay obligaciones de competir, no hay estudios de mercado.

Para un perfumista este marco de actuación tiene que ser un oasis y más cuando está respaldado por una compañía como Beauty Entreprise. El riesgo de una inversión económica personal desaparece. Sin duda, esa libertad dará alas y, al mismo tiempo, será un acicate para realizar la mejor fragancia posible.

Se valora la creatividad del autor, quien se sabe trabajando para un público deseoso de conocer su perfume. ¡Sería genial estar cerca de cada perfumista para disfrutar con ellos esos momentos!


Invitación de una presentación exclusiva para socios.

Una de las grandes dudas que nos surgen sobre Fragrance Republic es si la calidad de los eventos y de las creaciones aguantará el aumento de socios. En lo que lleva de vida, se percibe como una oferta bastante exclusiva.

¿El motivo? La calidad de los creadores y el interés de los suscriptores, pero ¿qué pasará a medida que el número de suscriptores (especialmente de perfil bajo) aumente?, ¿influirá en la calidad de la oferta? Al fin y al cabo son clientes que van y vienen, con una implicación menor o nula en la vida de Fragrance Republic.

Veremos qué pasa y, al menos por el momento, será desde la distancia porque sólo trabajan en US.

¿Qué tal? Mucho contenido ¿verdad? Esperamos que os haya resultado interesante, y que os permita poder valorar, -con sus limitaciones-, estas dos marcas. ¿Te han gustado? Ya sabéis que, al final, tú tienes la última palabra.

 

También te puede interesar

4 Comentarios

  • Reply
    Ines Rocha
    05/03/2014 at 11:54

    Como siempre ,un post maravilloso,me encanta descubrir tantas cosas nuevas!!

  • Reply
    ángeles
    06/03/2014 at 22:49

    Nada mas leeros ya me apetece comprarlo todo porque lo describis tan bien y con tanto detalle que es casi imposible resistirse, pero como no se ven los precios seguro que serán productos poco accesibles. Además me entero de muchas cosas como el tipo de envases y cristal utilizados.

  • Reply
    MARÍA S. ZUBIZARRETA
    07/03/2014 at 11:18

    Inés y Ángeles, ¡gracias por se unas incondicionales! Sobre precios, si pinchas en los enlaces que dejamos a las páginas de las marcas, verás que hay de todo. Puedes probar un perfume de Fragrance Republic por menos de 50 dólares, pero también hay una suscripción de 1.500. Una especie de "hay para todos los públicos".
    ¡Buen fin de semana!

  • Reply
    Verónica
    01/04/2014 at 23:05

    Me ha gustado mucho éste artículo, muy completo e interesante. Quería comentar mi experiencia con Brad Biophotonics és la mejor que he tenido nunca hasta el dia de hoy. Hace 2 semanas que estoy utilizando 5 de sus productos. Ha sido una inversion, pero realmente vale la pena.
    Utilizarlos es una experiencia totalmente diferente a cualquier ritual de belleza que he seguido con anterioridad, con lineas como La Mer, La Prarie, Darphine, o Sisley, y también con otras más naturales como Dr. Hauscka, o la también muy recomendable Dulkamara.
    Pero las texturas, fragancias y sensaciones de Brad Biophotonics son de lejos inigualables, y los resultados en tan solo 2 semanas son realmente maravillosos.
    Mi piel está mas luminosa, hidratada, las manchitas se están atenuando, el óvalo de la cara está más firme, y lo mejor, es que no veo la hora de que llegue cada dia el momento de mi ritual, que normalmente siempre me daba pereza…
    Volveré a comprarme todos estos productos, porque realmente vale la pena.
    Los productos que utilizo son, por la mañana, con la piel limpia:
    Antifatigue Mist
    Sublime Radiance Concentrate
    Sublime Gel Cream

    Por la noche :
    Antifatigue Mist
    Ultra White
    Sublime Radiance Concentrate
    Ultra Eslastine

    La Antifatigue mist es impresionante, te prepara y activa toda la piel, y es muy agradable, y además la puedes usar en cualquier momento, e incluso luego de las cremas para sellar y activar aun más los activos.
    La linea Sublime es la gozada… Lo mas gustoso que he probado en la vida. El radiance concentrate, tiene una textura un poco como gel, pero mas acuoso, y huele fenomenal. Y el gel cream también tiene el mismo color pero una textura como si fuera una jalea… La piel se queda iluminada y muy hidratada, pero sin brillos , y el producto se absorbe rápido, pero la hidratación dura muchísimo. Es increíble.

    El Ultrawhite es un serum que lo utilizo por la noche antes del Radiance Concentrate, hace un efecto un poco tirante, pero luego desaparece el efecto, y és lo que me está aclarando las manchas de la piel. Por último utilizo Ultaelastine, y aunque al principio no me gustaba tanto porque parecía que no hidrataba suficiente mi piel, al cabo de 5 dias, mi piel se ha adaptado, y ahora con muy poca cantidad, queda bien hidratada, y sobretodo parece que me haya hecho un lifting! Se han difuminado las lineas finas, y el óvalo de la cara está mas firme.
    Es increíble.
    Me encanta esta marca. Si no podéis comprar tantos, quedaros con la linea Sublime: el Radiance Concentrate y la Sublime Gel Cream.

    Otra inversión que me tiene maravillada, ha sido el cepillo Clarisonic, que lo encuentras en Sephora. Es un poco caro, pero limpia la piel tan profundamente con una frecuéncia sónica, que luego cualquier tratamiento funciona con muchísima más eficacia.

    Un saludo!

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar