BEAUTY BRANDS WE LOVE (XXXIII)

La sección Beauty Brands We Love de Mil Caprichos queda explicada en la entrada con la que empezamos.

Esta semana nos quedamos en España. Queremos fijarnos en tres marcas que nos atraen especialmente. No son firmas con una presencia súper importante dentro y fuera de España, puede ni os suenen. Esta posibilidad nos hace «especial ilusión» porque estaremos contribuyendo a ampliar su espectro de clientes potenciales.

Hemos preferido compartir con vosotros firmas pequeñas, con ánimo de posicionarse en el mercado internacional, y con algunos rasgos comunes que las hacen especialmente inspiradoras.

A lo largo del día, compartiremos en Facebook otras cuantas marcas españolas. Nos apetece ampliar el abanico de marcas nacionales que manejáis. Por supuesto, nos encantará recibir vuestras aportaciones porque seguro que hay proyectos que se nos escapan. En cualquier caso ¡estad pendientes al muro!

¿Os apetece una dosis de talento patrio? ¡Empecemos!

ALEX CARRO

Creo que no ser la única que, al escuchar por primera vez el nombre de esta marca de belleza orgánica, pensó en un tipo empeñado en sacar lo mejor de los recursos naturales de nuestro entorno. Nada más lejos de la realidad; Alex Carro es un equipo cuyo alma mater es Alexandra Nodes. Sí, nada de alquimistas con barba.

Alexandra Nodes escogió Alex como un guiño al valor unisex de sus productos y Carro como homenaje a su abuela, quien le mostró la riqueza de la naturaleza cuando Alexandra era niña.

Sobre la oferta de productos Alex Carro, os copiamos lo que indican en su web:

«100 por ciento de origen natural, producidos en pequeños y exclusivos lotes utilizando altas concentraciones de ingredientes activos de primera calidad».

Los ingredientes se recogen en una finca ubicada en el parque natural de Montseny.

Hay otras dos afirmaciones de Alexandra Nodes que, la verdad, ayudan a repensar cómo entendemos el lujo en belleza. Ella habla de «El lujo de lo esencial» y afirma que «disminuir el nivel de químicos es una forma distinta de ver la belleza».

* LUJO.
* BELLEZA.
* ESENCIA.

Tres términos armónicos donde los haya.


Alexandra Nodes, la creadora de Alex Carro (vía revistametal).

Es evidente que esta forma de entender la belleza nos revela una marca que no es una mera productora de cosméticos, sino un proyecto que se integra en un estilo de vida. Y para muchos de los clientes ese estilo de vida se condensa en cada producto Alex Carro.

Por supuesto, hay público que se acerca a Alex Carro por otros motivos:

1. Interés por descubrir cosmética raw (mínima intervención o injerencia humana durante el proceso, de forma que los ingredientes mantengan el máximo de vitaminas y nutrientes posibles. No se hierven a más de 47ºC porque modifica estructura molecular).

2. Apuesta por marcas nacionales de un público que reivindica el consumo interno.

3. Interés de clientes extranjeros por marcas auténticas de otras zonas, en este caso España.

4. Otras razones más habituales que todos tenéis en mente.


Los interesados en conocer la cosmética orgánica encontraréis en la web de Alex Carro abundante contenido que, además está muy bien explicado.

Lo malo es que sea cual sea tu interés por comprar no lo vas a tener fácil. No tienen e-shop, y tampoco es sencillo enterarse de qué puntos de venta tienen Alex Carro (sabemos que sí están en Blend Store).

Imaginamos que tendrán motivos para dosificar la información, pero es una pena.

Hacen un esfuerzo importante por explicar los ingredientes, el modo de empleo y la función de cada producto. Esos contenidos incrementan el interés por el producto, por lo que resulta un poco frustrante no poder comprarlos una vez que han conseguido cautivarte.


(Vía Wallpaper).

También echamos de menos «ver más personas». Alex Carro es una marca pequeña, en la que el equipo importa. Además, es interdisciplinario y aporta la riqueza de ser internacional.

Con estos rasgos, y teniendo en cuenta que hablamos de estilos de vida, ¿no echáis de menos un Instagram más vivo, abierto a que los seguidores aporten contenido? Nos gustaría poner caras, saber de dónde surge la riqueza creativa…

Para poner el punto final, nos quedamos con esta frase de Alexandra Nodes que resume una forma de entender el quehacer profesional:

«Pienso que hay demasiados productos en el mercado, mucha mediocridad en el sector, y existe una necesidad de transparencia a nivel de ingredientes».

En Mil Caprichos decimos «¡Bravo por Alex Carro!» Vosotros , ¿qué opináis?

NAOBAY

Naobay es una marca «Natural & Organic» que habla en las distancias cortas (BEAUTY & YOU) y que pertenece al nicho del:

·PARABEN FREE.
·NO ANIMAL TESTING.
·CONTAINING CERTIFIED ORGANIC INGREDIENTS.
·MADE IN SPAIN.

Bueno, la verdad es que entre las marcas que comparten esos rasgos, Naobay es la única que es MADE IN SPAIN. Esto le permite estar preparada para competir en el mercado internacional. De hecho, a pesar de su corta edad (2011), la marca está presente en Taiwan, Ucrania, Noruega, Hong Kong, Gran Bretaña, etc.

Es más, Naobay ha entrado en el mercado nipón por una puerta realmente interesante: los grandes almacenes Isetan (Shinjuku), donde comparte espacio con otras 30 marcas (aprox.) del entorno orgánico.


Naobay está en el espacio «Beauty Apothecary» de la sección de belleza de los almacenes Isetan (centro Shinjuku).

Naobay es la única firma española que entra en la competición internacional avalada por los certificados del ECOCERT y del Forest Stewardship Council (FSC). Puede que ECOCERT os suene porque la semana pasada mencionamos este organismo al hablar de Estelle & Thild.

La marca tiene sede en Valencia y es el proyecto de dos hermanos a los que, por cierto, ¡nos gustaría ver!

Por favor, las marcas que nacen como proyectos personales, con una historia que busca inspirar, necesitan tener rostro. Todas las veces que he entrado en la web me ha quedado esa sensación de falta de alma. ¡Queremos personas! ¿Pensáis lo mismo?

Nos ha costado encontrar imágenes de los responsables de Naobay, Cristina y Javier Encabo. A la izquierda, Cristina en una entrevista del canal de Birchbox.

Un punto muy atractivo de Naobay está en sus envases y packaging, que son una prolongación del producto. Puede parecer algo evidente, pero muchas marcas siguen entendiendo los envases y la identidad de la marca como «donde meter y distribuir el producto».

En este caso concreto, los envases subrayan la manufactura responsable y, además, posicionan la marca en el entorno orgánico. Es difícil confundir Naobay con una marca de cosmética premium francesa.

Este logro de posicionamiento tiene un beneficio añadido: la madera y el polietileno permiten a Naobay diferenciarse entre los envases similares, y relativamente poco atractivos, de muchas marcas orgánicas.

En Mil Caprichos pensamos que Naobay transmite ambición. Lo hace por los rasgos que hemos mencionado hasta ahora y por otros que leemos: China, India y Rusia están entre sus próximos objetivos.

Hay detalles pequeños que también refuerzan ese carácter. Por ejemplo, llama la atención entrar en la web de una marca española y ver descubrir que ofrece la opción de visitar el sitio en inglés y japonés. ¿Lo habéis advertido?

En cuanto a la posibilidad de comprar online, nos pasa lo mismo que con Alex Carro: decepción. Nos ponen el caramelo en la boca y ¡nada! Toca ponerse a dar vueltas en busca de información o escribir a la marca.

¿A cuántos se os pasa el entusiasmo con este tipo de situaciones? Si me seduces, no me dejes así. Es poco probable que vuelva.


¿Para cuando una web que permita comprar online? Exige un esfuerzo de logística, pero ayuda a crecer dentro y fuera.

Hemos visto que Naobay ha trabajado con Birchbox, Guapabox, Glossybox, etc. cuyos envíos mensuales pueden poner el producto en manos de más de 800.000 mujeres (dato calculado con la ambigua información que algunas de las compañías facilitan).

Sin embargo, yo que no estoy suscrita a ninguna de esas cajas ¿cómo puedo hacerme con el producto? Existe ComprarCosmética, pero ni hay enlace directo en la web. Tampoco damos con una lista de puntos de venta físicos. Esta última ausencia desperdicia la oportunidad de dibujar el mapa internacional de la marca.

«Naobay, de nuevo os pedimos ¡ayudadnos a quereros!»


Probablemente, habrá razones de peso para que estas cuestiones estén en standby, pero ya sabéis que tenemos cierta tendencia a la exigencia con las marcas que nos gustan.

Esa atracción que sentimos por Naobay nos lleva a urgirles a que empiecen a mostrar su propuesta de estilo de vida y a que saquen más partido a los conocimientos que tienen.


Material gráfico de Naobay por Estudio Numérico.

++ Echamos de menos que aporten más contenido sobre las materias que dominan. ¿El formato? El que conecte más con su público, pero la sección FAQ es un ejemplo de lo cortos que se quedan a la hora de aportar valor añadido a la marca.

++ La sección noticias no está viva mientras que la marca sí.

++ ¿Os interesaría una sección de puntos de venta? A nosotros sí, y si incluye direcciones internacionales mejor que mejor.

++ Para hablar del día a día, anunciar eventos, compartir estilos de vida, etc tienen una cuenta de Facebook que no está vinculada a la web. Al menos, nosotros no hemos localizado el enlace. Otra oportunidad desaprovechada.

Es probable que el equipo esté centrado en investigar, atender la demandas y reforzar la distribución. Eso provocará que muchas de estos aspectos (branding, comunicación y consumidor) queden en tercer, cuarto… lugar.

Sin embargo, en Beauty Brands We Love ya hemos visto bastantes ejemplos de marcas capaces de cuidar su presencia online al tiempo que pelean por cuestiones más urgentes. Esas compañías son conscientes de que si no trabajan su imagen, ésta será invisible para los clientes y, por lo tanto, la marca será menos marca.

Por el momento, apostamos por esa ambición que ya hemos comentado de una empresa pequeña y familiar*.

* Las empresas familiares son tan peculiares que hay numerosas instituciones y organismos dedicados exclusivamente al tema. Si a alguno os interesa, la Cátedra del IESE dispone de muchos recursos y años de experiencia.

ARCHANGELA

Archangela se presenta como una marca de Luxury Natural Beauty, que nació como el proyecto personal de una internista con 25 años de profesión a sus espaldas.

La doctora Mª José Martínez Caballero, descontenta con los productos cosméticos que había en el mercado, optó por investigar y crear sus propia marca. Hasta aquí, la historia de Archangela tiene rasgos comunes con muchas otras marcas.

archangela
Mª José Martínez caballero es también especialista en Medicina Tradicional China, Homeopatía y Acupuntura (vía Blog de Rafael Muñoz en tve).

En entradas anteriores de BBWL, hemos descubierto unas cuantas marcas orgánicas de tratamientos para la piel que nacen como proyectos personales de profesionales de la salud y del bienestar.

Los productos que hay en el mercado no les convencen y comienzan a investigar. Ellos son sus propios conejillos de indias, y la marca crece lenta pero segura. En ocasiones, un inversor apuesta por la firma y entonces ¡súper distribución en marcha!

De igual modo, son numerosas las marcas de cosmética que nacen de la mano de maquilladores ansiosos por aplicar sus conocimientos y lograr lo que otros no han conseguido. En estos casos es más frecuente que el maquillador en cuestión sea conocido en el sector belleza y moda, lo que hace «más fácil» encontrar apoyo externo, tanto en lo económico como para la promoción de la marca.


(Vía Telademoda).

Acabamos de decir que esa dimensión de ser una marca nacida de la frustración con los productos existentes es común a otras firmas. Sin embargo, en el alma mater de Archangela descubrimos una determinación más ambiciosa:

«No nos preocupaba ser rentables, sí seguir una línea “bio” con un consumo eco-responsable».

Aunque nadie se cree esta declaración a pies puntillas (Archangela es una empresa, no una ONG), sí cabe interpretarla como la convicción de no anteponer posibles licencias a los principios de la marca, a pesar de que esto suponga crecer más despacio.

Archangela despegó en noviembre de 2012, y año y medio después la encontramos en BINT-SUKE, Nadia, The Cosmeticoh!, Elle Est Belle y otras cuantos puntos de venta interesantes.


(Vía Letsmakeuprock).

Estos comercios son conocidos por apostar por las marcas pequeñas, mimadas por sus creadores y mimosas con sus clientes. Y ahí encajan los productos premium de Archangela. Sus precios están por encima de muchas marcas orgánicas, pero es competitiva respecto a las que ofrecen tratamientos efectivos.

Si hemos sabido leer entre líneas, Archangela busca hacerse un hueco en ese nicho de marcas para el cuidado de la piel sin limitarse a jugar en el mercado orgánico. Esta decisión estratégica tiene que ver con su interés por aportar un grano de arena a los criterios con los que se valora el prestigio de una marca.

Trascender el ámbito de lo orgánico le permite experimentar con el público fuera de los espacios circunscritos a la belleza orgánica y también emplear otras herramientas de marketing.


Buenas noticias ¡su línea de cuatro productos se puede conseguir online!

En Mil Caprichos somos fans de muchas grandes marcas de cosmética, algunas de las cuales probablemente Mª José Martínez Caballero cuestionará, pero eso no implica que subestimemos proyectos como Archangela. Nos parece que enriquecen el sector de la belleza y, sobre todo, provocan reacciones en el público, al que ayudan a madurar como consumidores responsables.

Podríamos hablar bastante sobre branding y, en concreto sobre sus herramientas de comunicación online. Sin embargo, hemos decidido no hacerlo al leer la respuesta de la fundadora de Archangela cuando le preguntan cómo logran ofrecer productos de alta calidad sin que el precio final se dispare:

«Nuestros márgenes de beneficio son por ello limitados y nos impiden por ahora dedicar ninguna inversión a la publicidad o marketing. El «packaging» es también discreto por una cuestión ecológica de biosostenibilidad. Toda nuestra inversión está destinada a la investigación y la excelencia de nuestra materia prima».

Aún con unas cuantas preguntas pendientes que nos gustaría hacer al equipo Archangela, os confesamos que es una marca a la que nos encantaría hincar el diente. El lujo orgánico en belleza es un campo de lo más apetecible.

Sería fantástico colaborar con esta firma en el proyecto «Regalamos Ideas» que tenemos en marcha parte del equipo Mil Caprichos. Un deseo que queda en el aire, porque soñar es gratis.

Hasta aquí las tres marcas de la semana en el blog, pero no en el muro. A lo largo del día vamos a compartir otras marcas españolas con algunos rasgos comunes a Alex Carro, Naobay y Archangela.

– Veremos ejemplos de marcas con aspiraciones de jugar en las ligas mayores de la belleza orgánica.

– Queremos dar voz a marcas que, a priori, tienen planteamientos muy auténticos y creíbles.

– Nos apetece practicar un poco de chovinismo inspirador, porque el «Made in Spain», -sin necesidad de sellos oficiales-, tiene mucho que aportar.

¿Qué te parece el post?, ¿nos pasamos con tanta marca orgánica?, ¿te resultan atractivas las propuestas de estas tres firmas?, ¿te apetece probar alguna?, ¿les ves más posibilidades fuera o dentro de España? Nos gusta preguntarte porque ya sabes que tú tienes la última palabra.

 

También te puede interesar

1 Comentario

  • Reply
    Ines Rocha
    11/04/2014 at 10:36

    Solo conocia Naobay,me encanta este tipo de cosmetica!!!

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar