BEAUTY BRANDS WE LOVE BLOG BRAND CONTENT

BEAUTY BRANDS WE LOVE (XXXIV)

kitts21

En esta sección de Mil Caprichos hemos hablado ya de más de 130 marcas. Algunos os podéis preguntar “¿Y todas son marcas que os gustan?”. Sí. Todas nos gustan. Por supuesto, hay algunas que nos apasionan, y otras de las que hemos aprendido viendo su potencial todavía por explotar. Seguro que, a quienes nos seguís desde el principio, os sucede algo similar.

Esta semana os traemos tres marcas en las que vemos dos rasgos comunes de especial interés:

Los fundadores son personas con una personalidad que no pasa desapercibida. Sus historias personales, y las trayectorias profesionales que preceden a la creación de sus marcas las hacen muy especiales. Tres personalidades que son, por otro lado, tremendamente diferentes.

– La apuesta por ingredientes naturales y por principios activos sin química añadida. Si bien esta forma de entender la belleza es cada vez más frecuente (sólo basta echar un vistazo a algún BBWL anterior), cada uno de los fundadores de estas firmas llega a ella desde experiencias singulares.

¿Os apetece conocerlas?

FIG + YARROW


Imagen vía Sugarcurse.

Fig + Yarrow es una marca raw (mínima injerencia humana durante el proceso, de forma que los ingredientes mantengan el máximo de vitaminas y nutrientes posibles. No se hierven a más de 47ºC porque modifica su estructura molecular), cuyos productos se elaboran artesanalmente y en lotes pequeños.

Su línea, compuesta por unos 40 productos, ofrece tratamientos para la piel y las uñas; también jabones y algunas otras sorpresas que nacen de la mente de su creadora.

En la web se lee “beauty + substance”, y la afirmación adquiere sentido al saber que el proyecto de Brandy Monique nació en 2010, después de haberlo visto durante un rato de meditación.

Esta marca de Denver (US), que transmite una identidad de romanticismo zen, ha llamado nuestra atención porque:

1. Tiene unas críticas excelentes y se ha ganado un hueco entre los amantes de lo orgánico. Lo ha logrado a pesar de no estar acreditada (al menos no hay referencias) por organismos que garanticen el origen totalmente natural de sus ingredientes.

2. Etsy ha sido su plataforma de despegue por excelencia y Brandy sigue apostando por ella. Aunque dispone de una web con e-shop propia, tiene claro que sus productos conectan mucho con un perfil de cliente Etsy-style.

Así que ¿para que renegar de los comienzos? Hay firmas que lo hacen, y muchas veces desperdician oportunidades de crecimiento o de obtener referencias de su propia evolución.

Por cierto, en Anthropologie apostaron por Fig + Yarrow cuando era “más pequeñita” y, sin duda, esa baza jugó a su favor.


Fig + Yarrow aspira a abrir sus propias tienditas. Mientras tanto, sus productos se pueden encontrar en espacios como las tiendas Terrain.

3. Los envases son similares a los de otras marcas de la misma categoría. Podemos verlo tanto en los materiales como en la imagen (sencillez, limpieza, unisex, etc.). Esto podría llegar a ser un freno para distinguirse de la competencia. Sin embargo, su web y sus plataformas sociales transmiten una fuerte personalidad.

No tienen blog, pero su Facebook está muy orientado a estilo de vida. Comparten contenido sobre el día a día, sus fuentes de inspiración y gustos, etc. Para nosotros falta contenido, pero es lo que hay.

¿Creéis que apoyarse en el estilo de vida es suficiente para ganar y retener clientes con un producto, a priori, tan parecido a otros?


Imagen vía Burkedecor.

La visión que Brandy tiene del mercado de la belleza merece, sin duda, un vistazo. Hemos visto ya muchas firmas que están luchando por posicionarse en el mercado orgánico, pero yo no había encontrado una visión de la propia marca tan peculiar como la suya.

Merece la pena leer lo que dice. ¿La firma crecerá? Depende de tantos factores… Sin embargo, hay mucho público que conecta con su filosofía de vida.

CLARK’S BOTANICALS

Si acabamos de decir que la impulsora de Fig+Yarrow es una mujer con una fuerte personalidad, ¡qué tendríamos que decir de Francesco Clark! Este emprendedor, que a los 24 años sufrió una lesión medular cervical, es el alma de Clark’s Botanicals.

La parálisis casi total (2002) le provocó reacciones cutáneas para las que no encontraba alivio en ningún tipo de crema.

Probó y probó hasta que un día decidió trabajar en casa, con la ayuda de su padre médico y homeópata. Necesitaba dar con alguna loción que aliviara las diferentes lesiones de su piel (provocadas, en gran parte, porque no sudaba).

Así pues, el proyecto nació con un objetivo concreto: su propio alivio; y pronto se convirtió en un auténtico aliciente para Francesco.

“Clark’s Botanicals is an organic part of me and my recovery.”

Francesco testaba cada ungüento. Su piel hipersensible era el mejor campo de pruebas para valorar si eran eficaces.

En 2005 comenzó a compartir algunas de sus creaciones entre conocidos y excolegas de Harper’s Bazaar, donde trabajaba antes del accidente. El feedback fue espectacular y el proyecto comenzó a adquirir otras dimensiones. La cocina se había quedado pequeña hace tiempo.

“Everything about this line has a purpose and reason for being, from the ingredients to the packaging. It’s an expression of who I am in its purest form.”

Nos fijamos en Clark’s Botanicals por:

1. La historia detrás de la marca. Es un proyecto que inspira y motiva. Apetece conocer a Clark y a su entorno familiar, que tanto le ha apoyado. Apetece ir a sus oficinas. Apetece trabajar con ellos.


Francesco es, además, embajador de la Fundación Christopher & Dana Reeve.

2. La credibilidad que el testimonio personal y la implicación de Francesco transmiten. Además de que su historia es conmovedora, el hecho de que su delicada piel haya sido el laboratorio de experimentación nos lleva a posicionar los productos Clark’s Botanicals en una categoría de “alta calidad contrastada”.

De forma inmediata asociamos la marca con ingredientes no agresivos, mimo en la producción, respaldo médico, efectividad, etc. ¿Estáis de acuerdo?


Imagen vía Pulse Magazine.

3. Hay oportunidad de trabajar con la marca. A pesar de comercializarse en Rusia, Corea del Sur, Australia, UK, Kazajastán y otros puntos, Clark’s Botanicals no está presente en España.


Este kit que acaban de lanzar viene con un clutch diseñado por Thakoon.

Para que os hagáis una idea del tipo de tiendas y públicos a los que se dirige, os dejamos unos ejemplos: City Chemist, Space NK, 10 Corso Como, Beauty Bar o Veer & Wander. ¿Os sirve para esbozar un perfil de posible cliente?

No os perdáis este vídeo sobre la historia de Francesco Clark y Clark’s Botanicals. Son 12 minutos que valen la pena:

DAVID MALLETT

David Mallet es un peluquero australiano que la capital de Francia adoptó como hijo predilecto en lo que a esculpir cabelleras se refiere.

En su curriculum se pueden encontrar, entre muchos ejemplos, trabajos con David LaChapelle; estilismos para el Calendario Pirelli; looks para Julianne Moore o Marion Cotillard; colaboraciones con Karl Lagerfeld y campañas para Dior, Givenchy o La Perla.


Charlotte Rampling peinada por David Mallett.

Sus trabajos para terceros y, sobre todo, los años de experiencia con sus propios clientes le llevaron a un lugar al que muchos otros profesionales también han llegado: la necesidad de crear sus propios productos.

¿Qué nos llama la atención de esta firma?

1. Su Salón. Lamentablemente, no esperéis pasaros por allí a echar un vistazo porque nada tiene de típico. Se trata de un magnífico piso al que se accede, previa cita, por el típico patio parisino.

“The David Mallett salon is an extension of his personal philosophy. It is both ultra-luxurious and incredibly relaxed – a vast 17th Century apartment which offers the perfect environment for exceptional consultation, styling and attention. It is more about being private than about being exclusive.”

2. Un lanzamiento muy mimado. La línea está compuesta por cinco productos. No hay excentricidades. El primer producto fue un serum y los objetivos que David Mallet perseguía, -y que se han querido mantener en el resto de la línea-, fueron:

– Ofrecer un tratamiento de altísima calidad (los emplea en el salón con sus clientas).
Aplicación fácil y rápida.
– Lucir un cabello de peluquería.

Mallet pone un ejemplo perfecto para explicar el origen de sus creaciones:

“I first realized that I needed to make a serum when clients said they had to go away for the weekend – perhaps on a first romantic weekend with someone new – and they wanted their hair to look amazing, but they didn’t want to spend time fussing with it.”

Suena al producto ideal ¿verdad? Sólo podemos decir lo que hemos leído: buenas críticas.


El Hair Serum fue primer producto que lanzó y es un éxito de ventas (Imagen vía 365 Fashion and Lifestyle).

3. Una página web construida en torno al prestigio profesional de David Mallet. La mayoría de las personas que llegan a la web no tendrán ni idea de quién es exactamente David Mallet. En todo caso, habrán leído una pequeña referencia en un blog o revista, tal vez haya sido por la recomendación de un amigo…


El staff de David Mallett retratado por Scenario Magazine.

Sea el motivo que sea, lo habitual es saber poco sobre una marca. Así pues, parece lógico que una firma como ésta (con un reconocido profesional como impulsor) centre su comunicación online en explicar quién es David y cuál es la dimensión de su negocio.


David Mallet explicando cómo aplicar uno de sus productos.

Podemos verlo en secciones como ABOUT, WORK y PRESS; y por supuesto en Facebook. Están concebidas para sumergirnos en un mundo de exclusividad, mimo y sofisticación.

Buscan despertar nuestro deseo y pueden lograr que lleguemos a ver a Bianca Brandolini, Emmanuelle Seigner o Isabelle Adjani reflejadas en un espejo. ¿Exageramos? Me parece que no; es lo que tiene la comunicación persuasiva.


Trabajo para Vogue.

España se puede encontrar en estos puntos de venta.

¿Qué os han parecido las elecciones de esta semana?, ¿os van los proyectos pasionales?, ¿sois de marcas inspiradas por una historia potente?, ¿preferís la garantía del prestigio?, ¿lo queréis todo a la vez? Muchas preguntas porque, al final, ya sabes que tú tienes la última palabra.

Por cierto, si el post te ha gustado ¡anímate a compartirlo!

 

También te puede interesar

1 Comentario

  • Reply
    Ines Rocha
    01/05/2014 at 11:29

    Siempre que os leo,me pasa lo mismo,quiero probar todo,y no se por donde empezar!!!

  • Responder

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar