BEAUTY BRANDS WE LOVE (XXXVIII)

Para primerizos en BBWL, aquí dejamos el enlace al primer post de esta sección.

Miércoles en Mil caprichos significa Beauty Brands We Love o, lo que es lo mismo, un paseo por el extenso universo de la belleza. Esta semana os traemos una única marca. Es un caso repleto de datos interesantes que captará vuestro interés y que nos permite compartir información sobre otras muchas firmas o negocios.

Vamos a hablar de una marca que, en su momento, abrió una nueva categoría de negocio y que ahora, desapareciendo de esa categoría, ha reforzado su presencia en otra.

Un poco de lío ¿no? Tranquilos porque ahora nos explicamos.

BLOWPRO

Hay diversos motivos por los que podríamos hablar de BlowPro, pero queremos centrarnos en dos: de dónde viene y a dónde va.

Blowpro es la marca de productos capilares comercializada por Blow, considerado el primer Dry Bar. Este negocio abrió sus puertas en el Meatpacking District neoyorkino en 2005 para ofrecer exclusivamente servicios de lo que tradicionalmente se conocía como «lavar y marcar».

Nueve años después, Blow es conocido como «The (Original) New York Blow Dry Bar» y se ha convertido en una marca de productos capilares con distribución internacional.

Stuart Sklar, fundador del pequeño salón de 342 W 14th St., dio forma y puso nombre a algo que se venía haciendo, pero que no tenía denominación específica ni espacio propio.

Las mujeres que querían un servicio de este tipo tenían que acudir a un salón tradicional, esperar más de lo necesario y pagar más de lo que sería lógico (este último punto es del todo opinable si consideramos los precios que algunos dry bars cobran).


Actualmente, y aunque exagerando un poco, es difícil levantar una piedra sin que aparezca un blow dry bar. En la imagen, Blow+Bar de Singapur.

Antes de que Blow abriera sus puertas, los servicios de lavar y marcar también eran muy populares entre las mujeres latinas y afroamericanas. Sin embargo, estos salones no daban un nombre específico a sus servicios ni se concebían a si mismos como ofertas disruptivas. Cabría añadir también que era una oferta ajena al público caucásico.


En Estados Unidos, la proliferación de los blow dry bars también ha generado cierto debate en torno a la integración racial, verídico.

Es evidente que Blow no inventó nada nuevo, pero Stuart Sklar supo transformar lo existente en una oferta específica y aquella pequeña intuición ha resultado ser un mercado de lo más lucrativo. Basta echar un vistazo a la lista de direcciones que aparecen cuando googleamos «blowout nyc» (vemos algunos un poco más abajo).

En 2008 Blow lanzó sus primeros productos para uso exclusivo en el salón.

Sklar y su equipo consideraron necesario trabajar con productos específicamente diseñados para lograr los mejores resultados en un servicio de lavado y secado. Querían champús en seco, sprays para un efecto despeinado, geles, mousses de volumen y otros productos que se ajustaran a sus necesidades.

«¡Nada de préstamos genéricos!» debieron decirse, y se lanzaron a convertir la necesidad en objeto de deseo.

En estos seis años la marca ha crecido fuera de los muros del salón, muy especialmente entre profesionales. Parece, además, que tiene potencial para competir en el mercado de consumo masivo. Al menos eso interpretamos de su reciente adquisición por Farouk System (según dicen, por unos 10 millones de dólares).

Esta compra amplía las posibilidades de crecimiento de Blowpro en mercados internacionales. Suecia, Reino Unido o Dinamarca son países en los que Blowpro ya está disponible para profesionales, pero la estrategia es mucho más ambiciosa.

Farouk Systems es un grupo americano que posee otras marcas profesionales, como CHI o Biosilk. La diferencia es que, la adquisición de Blowpro ha ido de la mano de la creación de una nueva compañía, Elite Beauty Group, que Farouk proyecta especializar en marcas Prestige.


Linea de productos Biosilk, de Farouk Systems.

Podéis ponderar el elástico uso que se hace del término Prestige si les dedicáis unos minutos a las otras marcas que están bajo el paraguas de Elite Beauty Group:

LA Splash Cosmetics.

IPNK New York.

Ellen Lange Skin Science.

Sin dejar de trabajar con los profesionales, Elite Beauty Group se centrará en llevar los productos Blowpro al consumidor final.

Os estamos contando estos detalles sobre las entrañas de Blowpro porque nos parece interesante conocer algo de lo mucho que sucede detrás de la imagen que tenemos de las marcas.

Volvamos ahora al Blowpro más visible porque la mutación definitiva de la marca llega ahora:

Hemos dicho que Blowpro nació como extesión de Blow. Los profesionales del salón echaban de menos productos capilares que se ajustaran a las necesidades específicas de sus servicios y decidieron crear su propia marca.

La cuestión es que esta misma primavera, mientras se concretaba la compra por Farouk Systems, «The (Original) New York Blow Dry Bar» bajaba la persiana. El único local de Blow, aquel que Stuart Sklar abrió en 2005, echaba el cierre.

Eso sí, queda una marca con tres líneas de productos capilares y más de 30 referencias.

La desaparición del salón tiene bastante sentido si consideramos que Blow no se decantó por la apertura de nuevos locales sino que se centró en ampliar su gama de productos. Diversificó su oferta y parece que les salió bien.

Si a esto le sumamos el boom de los Dry Bar, con ofertas cada vez más sofisticadas y que exigen esfuerzos extras, ¿por qué no apostar por la parte del negocio que ha demostrado funcionar mejor?

Está claro que el salón fue la semilla, pero ahora Blowpro ha encontrado nuevas fórmulas para mantener el trato directo con el público.

Ya no están en Meatpacking District, pero van a multiplicar por 14 sus puntos de servicio al firmar una alianza con Nordstrom.

(Imagen vía Posh Beauty).

Se han abierto cuatro de los 14 salones en centros Nordstrom, y los servicios ofertados son exclusivamente en seco.

Blowpro va a tener sus propios salones dentro de estos grandes almacenes, y ¿quién sabe si serán más de 14? Al fin y al cabo, Nordstrom tiene más de 100 localizaciones.

El pasado noviembre también firmaron un acuerdo con Macy’s para abrir corners de servicios express. En la imagen podéis ver que son espacios pequeños, enfocados a ofrecer servicios en seco y perfectos para promocionar los productos.


(Imagen vía The Style and Beauty Doctor).

Hemos hablado de la enorme oferta de blow dry bars que han proliferado. En 2005 Blow se lanzó al vacío y ahora sólo en Manhattan, -y ciñéndonos a los más conocidos-, tenemos:

1. The DryBar. Es el mejor ejemplo para hablar de un modelo de negocio que ha resultado un éxito. Hay casi 40 locales en diferentes puntos de US, seis de los cuales se encuentran en Manhattan. Al igual que Blow, comercializan su propia línea de productos.

2. Haute Air entró en el top de blow dry bars neoyorkinos, entre otras razones, porque «Time Out New York» lo consideró visita obligada en 2013.

Desde entonces, sus flores frescas, su catálogo de peinados presentados en iPad y el estilo californiano que su fundadora le quiso dar han sido más que suficientes para cautivar a la clientela.

3. Blo se presenta como «North America’s Original Blow Dry Bar» aunque se fundó en 2007. El primer salón estaba en Vancouver, aunque ahora están presentes en 4 países y suman unas 40 franquicias. Sin duda, es otro de los casos a tener más en cuenta.

En Manhattan es uno de los top y acaba de diversificar su oferta con la apertura de salones de manicura, Body.

Sin duda, la expansión de Blo y sus filiales se prevé como una de las más agresivas. La reciente incorporación a la dirección estratégica y creativa de Gwyneth Paltrow y del estilista David Babaii son, sin duda, un estímulo para la marca.

4. Fix Beauty Bar. Antes de que Blo abriera sus salones de manicura Body este pequeño negocio ya completaba su oferta con un nail bar. De hecho, se presentan como «The First Blowout & Nail Bar». Está claro que lo de ir de innovador es algo que muchas marcas ambicionan para diferenciarse.

DreamDry es Rachel Zoe, que se ha convertido de por si una marca personal. Poco más habría que añadir.

Ya ha abierto su segundo salón y, como en el primero, resulta bastante más sofisticado que los de la competencia. También lo son las marcas que utilizan (Oribe) y los detalles para los clientes.

No está mal este ramillete de salones ¿verdad? Y eso que sólo hemos seleccionado los más conocidos. No hemos considerado los locales ultra baratos ni los servicios que ofrecen las peluquerías tradicionales, los profesionales a domicilio o los hoteles.

Al principio os hemos dicho que habría otros motivos por los que podríamos hablar de Blowpro, pero esos quedan para que los descubráis por vosotros mismos. Por ejemplo:

1. Su línea de viaje disponible, por ejemplo, en máquinas expendedoras ubicadas en los aeropuertos.

2. La esponsorización de The Project Runway, donde tiene una presencia muy evidente. Se trata de una acción de primer nivel, donde comparte protagonismo con otros sponsors como Lexus, Benefit Cosmetics, ROWENTA o Marie Claire Magazine.

3. La Blowpro Academy para profesionales que trabajan con productos de la marca.

¿Estáis tan agotados como nosotros? Y eso que todavía Elite Beauty Group no ha puesto el turbo para expandir su nueva marca. Imagino que Blowpro no tardará mucho en dejarse ver por esta zona de Europa.

Por cierto, ¿qué te ha parecido la historia de Blowpro?, ¿te tientan sus productos?, ¿probarías sus servicios en uno de sus nuevos espacios?, ¿te interesa que hablemos de casos como el de Blowpro? Al final, ya sabes que tú tienes la última palabra.

Si el post te ha gustado, ¡anímate a compartirlo!



También te puede interesar

2 Comentarios

  • Reply
    Ines Rocha
    05/06/2014 at 11:18

    Como siempre que os leo,me quedo sin palabras!!
    Me ha gustado ,deseando poder probar los productos!

  • Reply
    ángeles
    10/06/2014 at 12:56

    Después de ver estos maravillosos salones con esos productos ir a la peluquería de mi pueblo no resulta nada atractivo. Ese salón que empezó para las mujeres latinas sería perfecto para mi porque tengo un tipo de pelo parecido a ellas, gran cantidad y rizado.

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar