BEAUTY BRANDS WE LOVE (XLVII)

“Por María Sánchez Zubizarreta”

En esta nueva sesión de Beauty Brands We Love os traemos la primera de tres marcas que han captado nuestra atención por la relevancia que dan a las materias primas con las que elaboran sus productos. Los post sobre las otras dos firmas vamos a publicarlos en los dos próximos días.

Lo cierto es que los ingredientes deberían ser parte esencial en la comunicación de cualquier marca, pero la realidad es que no siempre es así.

Lo peculiar de estas tres firmas es que convierten la materia prima de sus productos en clave de su estrategia de marketing y comunicación.

Kypris, Kahina Giving Beauty y Odacité son las firmas escogidas.

Cada una desde una perspectiva particular otorga el protagonismo a sus materias primas y deja de lado otros aspectos que suelen marcar los mensajes de muchas marcas: la persona que lanza la firma, la variedad de los productos, la innovación, la herencia, etc.

Una vez más, creemos que las firmas escogidas evidencian la riqueza que existe en el universo de la belleza.

¡Vamos allá!

KYPRIS

Kypris es una marca de aceites y sueros naturales que nos llamó la atención la decoración con cierto estilo art nouveau de sus envases y cajas. Nos gustaron y, como somos de dejarnos llevar por las apariencias (ups!), quisimos investigar un poco más.

Resultó que Kypris es un éxito.

La firma nació en 2012 y todavía es pequeña. Sin embargo, haber sido reconocida en 2014 marca del año por el Green Spa Network ha supuesto un espaldarazo mediático. Los fans de lo orgánico tienen en esta asociación un referente y su reconocimiento ha motivado que muchas miradas se vuelvan hacia Kypris.

Kypris se autodefine como una firma orgánica, holística y “repleta de amor”.

Y ese LOVE es el ingrediente estrella de la marca.

Lo cierto es que, en un principio, pensamos que la materia prima por excelencia era la rosa. Al fin y al cabo, en su presentación hablan de Afrodita* y, además, la rosa está entre los ingredientes de casi todos sus productos, especialmente en el elixir estrella de la casa, “1,000 Roses”.


Ilustración de Georges Barbier, que representa la muerte de Adonis en brazos de Afrodita (Venus para los romanos). Es art decó, pero nos parece que, de entre las muchísimas piezas que representan ese pasaje mitológico, es la que más se acerca al estilo de Kypris.

*Entre las versiones sobre el nacimiento de Afrodita destaca aquella que dice que nació, ya adulta, en la costa de Chipre (Kypris). También hay referencias a que Kypris era el nombre para referirse a la diosa. Además, la mitología nos cuenta que la rosa está presente en el momento de la muerte de Adonis, uno de sus amantes.

Sin embargo, en una segunda mirada a la marca, vimos que la materia prima que permanece pura en cada una de sus creaciones es el Amor. Así lo cuentan ellos y así se descubre en diversos detalles:

1. En la web, encontramos frases como:

“All of our products are made with Love in Scottsdale, Arizona.”

“Please use info@KYPRISbeauty.com to contact us with questions, concerns, and Love letters.”

2. Veréis que el amor es siempre el primer ingrediente que enumeran. No falla. Está en los envases y en la página web.

“The First Ingredient is Love”

Kypris lo dice en cada uno de sus frascos: “Todo lo positivo que se siembra (amor, sabiduría, confianza…) se recoge en forma de Belleza.

En la web tomamos como ejemplo la lista de ingredientes del serum Moonlight Catalyst:

Love, water/aqua, algae extract, glycerin, Lactobacillus/Cucurbita pepo (pumpkin) fruit ferment extract, Vigna aconitifolia seed extract, sodium citrate, Salix nigra (willowbark) wood extract, Prunus persica (peach) extract, hydrolyzed fucus vesiculosus protein, yeast extract, leuconostoc (radish) root ferment filtrate, Prunus salicina (plum) extract, xylitylglucoside, anhydroxylitol, xylitol, Saccharomyces lysate extract, Rhodiola rosea (roseroot) extract, Rosa canina (rosehip) seed extract, Hippophae rhamnoides (seabuckthorn) fruit extract, sclerotium gum, p-anisic acid.”

3. Como hemos dicho más arriba, encuentran en la mitológica la inspiración para el nombre de la firma. Concretamente, en el legado más romántico y atractivo de Afrodita: diosa del amor y la belleza (tenía un lado más oscuro y licencioso, pero normalmente se nos presenta el más amable).

La fundadora de la firma, Chase Polan, tomó de Afrodita ese lado más atractivo. El Amor, la Belleza y la Tierra son tres elementos presentes en el mito y eso le llevó a escoger el nombre de Kypris (Afrodita Cipria en Homero) para su proyecto. En sus propias palabras:

“Legend tells us that Aphrodite, the Greek goddess of love and beauty, rose from the ocean’s foamy waters off the coast of Cyprus, inspiring the islanders to name her Kypris.”

“The connection between the story’s implication that Aphrodite’s supernatural beauty was derived from the land, and my line’s formulation was abundantly clear to me.”

“Just like Kypris, we are women of this earth, and our health depends upon hers.”

Antes de leer estas declaraciones y otros textos, la imagen que la web, las plataformas sociales y el packaging nos habían transmitido era la de una marca dulce, un tanto romántica y sin demasiado contenido.


Las flores están presentes en la web, pero tampoco son el hilo conductor del contenido. Picotean de muchos temas y, al final, el Amor es la única constante.

Tenemos claro que su web no transmite todo el potencial de esta firma. No entramos en la aportación que la marca puede hacer al mercado de la belleza (desde nuestra ignorancia pinta bien), pero en lo que se refiere a la comunicación parece claro que necesitan un empujón.

Disponen de un blog, pero está desaprovechado y lo mismo pasa con el uso de las redes. No hay un mensaje sólido. Se quedan a las puertas de establecer una relación con el público, hay poco contenido y, en general, lo que comparten podrían firmarlo otras marcas sin que notáramos la diferencia.

Las marcas con una propuesta orgánica y holística necesitan construir una identidad en torno al estilo de vida. Por poner un ejemplo pequeño: haber sido elegidos marca del año por el Green Spa Network les brinda una oportunidad de oro para proponer viajes, hablar de terapias, recomendar menús, hablar de otras firmas…


Las rosas empleadas por Kypris proceden de Bulgaria.

Se trata de conectar con el público, de enganchar (engagement, que decimos en marketing).

El amor es algo estupendo, ¿quién va a decir lo contrario? La cuestión es que hablar del amor requiere contenido.

Reconocemos cierta originalidad en que una marca diga que lo hace todo con amor, pero una vez pasado el chispazo de simpatía necesitamos que esas muestras de amor se manifiesten en cosas concretas (las propias materias primas, la propuesta de un estilo de vida, el compromiso con la naturaleza, el potencial femenino…)


Imagen vía Organic Beauty Talk.

Kypris tiene a su favor que el amor se puede manifestar de muchas maneras, ahora toca que lo cuenten. Necesitan contenido coherente y sólido.

¿Qué os parece Kypris?

Como os decíamos al principio, este BBWL es el primero de tres dedicados a firmas que otorgan relevancia a las materias primas con las que se elaboran sus productos y las convierten en el eje de su comunicación. Hoy ha sido Kypris y en los próximos días vendrán Kahina Giving Beauty y Odacité.

¿Creéis que Kypris aporta algo nuevo?, ¿os atrae?

Nos encantará saber qué pensáis.

Si te ha gustado el post, se generos@ y ¡compártelo!

*Imágenes: Aquellas cuya autoría no aparece indicada proceden de la web de la marca.

También te puede interesar

3 Comentarios

  • Reply
    Ines Rocha
    09/03/2015 at 16:59

    Me atraen muchísimo,tienen un packaging espectacular,con mucho mimo!

  • Reply
    ángeles
    10/03/2015 at 09:27

    Tienen un bonito envase pero creo que hay firmas similares que también tienen buenas materias primas y cumplen la misma función pero a un precio algo más económico porque los elixires se pasan un poquito, aunque los serum tienen un precio módico.

  • Reply
    MARÍA S. ZUBIZARRETA
    15/03/2015 at 17:54

    Ángeles, sobre el precio "normalmente" no nos pronunciamos porque no hemos probado la calidad del producto.
    Eso sí, como tú e Inés comentáis, el packaging capta la atención y luego está el tema de la historia que aspiran a construir en torno a la materia prima. ¿Amor o flores?

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar