¿Es necesario un desnudo para vender perfumes?

¿Es necesario un desnudo para vender perfumes?

¿Son una cara orgásmica o un frasco entre las piernas recursos publicitarios imprescindibles? Me gustaría escuchar una opinión que lo defienda. Y, sí, ya sé que existe la libertad creativa, pero ¡seamos serios!

¿Es posible hacer las cosas de otra manera? Sin duda.

La cosificación de las mujeres en la publicidad es una cuestión evidente que, si bien no solo afecta al sector de la belleza, necesita ser denunciada y exige nuevas prácticas.

En Mil Caprichos hablamos de ello con cierta frecuencia, y preferimos hacerlo mostrando ejemplos positivos.

En esta ocasión, celebramos y compartimos una campaña que ha saltado a los medios y que está generando conversaciones en las redes sociales.

Se trata de #WomenNotObjects, una propuesta de la agencia de publicidad neoyorquina Badger & Winters para estimular el debate sobre la imagen cosificada de la mujer en la publicidad.

La cosificación de las mujeres en la publicidad está ahí, a veces de formas tan evidentes como las que vemos en el vídeo y otras muchas con una sutileza igualmente dañina.

En realidad, la agencia Badger & Winters está haciendo mucho más que dar visibilidad a una práctica que denigra a la mujer. Su campaña #WomenNotObjects es una declaración de intenciones, una cuestión de principios.

Desde la agencia proponen un cambio de reglas y se autoexigen ser garantes de ese otro estilo en todos y cada uno de sus futuros trabajos.

Para cambiar las cosas hay que empezar hablando de ello. Hay que poner el tema sobre la mesa, y también actuar. En ese sentido, Badger & Winters se aplica el «Obras son amores, que no buenas razones».

#WomenNotObjects manifiesta públicamente un compromiso de no denigrar la imagen de la mujer. Los clientes de Badger & Winters lo sabrán y, de esa forma, el compromiso para el cambio se multiplicará.

Por cierto, entre sus clientes encontramos nombres del #universeofbeauty como La Prairie, Avon, Chanel, essie, Living Proof, CoverGirl, COTY…

En Mil Caprichos, celebramos que #WomenNotObjects abra la puerta a la conversación entre profesionales, marcas y público. Eso sí, celebramos todavía más que Badger & Winters dé la batalla con prácticas positivas.

nate pyle quote

Merece la pena mencionar que la agencia lleva años trabajando la relación entre las marcas y el público femenino; en concreto, desde 1994.

Seguro que unas veces lo han hecho mejor que otras, pero queda claro que no son unos novatos en lo que a la persuasión del público femenino se refiere. Saben de qué hablan, seguro que han aprendido de sus propios errores y, ahora, han visto necesario exigirse un cambio.

¿La motivación para esta cruzada? Una cuestión de principios, I love my job but I don’t want to do it if it hurts anyone afirma una de las fundadoras de Badger & Winters.

Cabe también una lectura más pragmática. Hablamos de la necesidad de cambiar el sector publicitario: solo hay un 11% de mujeres en los departamentos creativos de las agencias. Algo que choca todavía más si tenemos en cuenta que el 75% de todas las decisiones de compra las toman las mujeres.

Living Proof, la marca de Jennifer Aniston, trabaja con Badger & Winters. Según indica la agencia, en ninguna imagen se retoca el cabello de la actriz.

Living Proof, la marca de Jennifer Aniston, trabaja con Badger & Winters. Según indica la agencia, en ninguna imagen se retoca el cabello de la actriz. Queda en el aire qué pasa con su rostro…

#WomenNotObjects es una muy buena noticia.

No es un verso suelto ni su propuesta es una novedad, pero merece toda nuestra atención.

Todos conocemos marcas de belleza que hablan de feminidad y no de sexo, pero la utilización de la mujer como un objeto es una cuestión todavía demasiado presente. Y es que hay muchas formas de ofender a una mujer.

Badger & Winters tiene autoridad para hablar de publicidad y malas prácticas. Conocen las entrañas de la profesión. Por eso, desglosan #WomenNotObjects en cuatro preguntas.

Quieren que, cuando veamos un anuncio, nos preguntemos:

1.Por el objetivo de la pieza y el rol de la mujer. Does this woman have a choice or a voice?

Hay marcas le han dado la vuelta a esa propuesta para lanzar sus campañas y ahí tenemos por ejemplo La Vie est Belle de Lancôme con una Julia Roberts libre y activa. El anuncio puede mostrar otras prácticas cuestionables, pero en lo que a poder femenino se refiere están al 100%.

2.Por la manipulación de la imagen. Does this woman been retouched to the point of being humanly unachievable? Al leerlo me acordé de esta frase que le atribuyen a Cindy Crawford cuando estaba en lo más alto de su carrera:

people90 cindy crawford

3.Por la sexualización pura y dura. Has this woman been reduced to a provocative body part?

Pocas veces veremos un desnudo total. Las marcas y las agencias saben que serán vetados, pero pensad en posturas y gestos exagerados. Hay cientos de actitudes que nos hablan de una mujer sometida, animalizada o cuyo único valor parece estar en un cuerpo domesticado. Una mujer que se puede despiezar a placer del objetivo publicitario.

En este contexto, quiero hablar de la nueva campaña de Dior para el lanzamiento de Poison Girl.

Me encanta Dior y, por eso mismo, tengo que decir que no me gusta el tratamiento que la mujer recibe en la publicidad de Poison Girl. Es más, el concepto y su plasmación me desagradan.

Esta vez, les doy un tirón de orejas, y fuerte.

Imagen tomada del dossier de prensa de Poison Girl de Dior.

Imagen tomada del dossier de prensa de Poison Girl de Dior.

Entiendo que se trata de un perfume para un público muy joven y yo ya no lo soy tanto, pero ¿quieren de verdad que esta sea una chica Dior?, ¿quieren que sus hijas o hermanas sean estas jóvenes?

Poison nunca ha sido una fragancia para hermanitas de la caridad, pero «Señores, ¡las mujeres exigimos otra cosa!»

Ojalá tengan en cuenta algo de #WomenNotObjects para sus próximas campañas.

#WomenNotObjects extra

4.Ponerse en la piel del otro. What if that was your mother? What about your sister or daughter? Your coworkers?

Acabo de decirlo a propósito de Poison Girl. El filtro de cambiar el rostro de un anuncio suele ser bastante efectivo, pero exige empatía y más trabajo.

Muchas imágenes se nos atragantarían si la protagonista fuera nuestra hermana o hija.

Al mismo tiempo, los selfies y su exposición en las redes han difuminado la rotundidad de este criterio. Ya no es tan fácil detectar la cosificiación cuando las cuentas de Instagram de muchas jóvenes, -y no tan jóvenes-, están sembradas de morritos exagerados, arqueos de espalda para sacar pecho, restregamientos, medios desnudos, etc.

Durante los últimos meses lo he comprobado en primera persona con el proyecto «Universe of Beauty».

En demasiadas ocasiones, al pedirle a una chica que posara, me he encontrado ante reacciones y gestos de connotaciones casi eróticas. No voy a poner ningún ejemplo real, pero sabéis a qué me refiero.

Y, no tengáis la más mínima duda: es un fenómeno global.

La NASA celebró, en 2014, el día de la tierra con un selfie global elaborado a partir de los retratos de más de 36.000 que utilizaron el hashtag #globalselfie.

La NASA celebró, en 2014, el día de la tierra con un selfie global elaborado a partir de los retratos de más de 36.000 que utilizaron el hashtag #globalselfie.

De todos modos, como ya he dicho varias veces, al hablar de desvirtuar la imagen de la mujer no solo hablamos de sexo como recurso publicitario.

Los maquillajes exagerados o los filtros, que desvirtúan la realidad, también van en esta dirección.

En este sentido, la campaña de Dove Evolution, que ponía de manifiesto cómo se puede manipular la imagen de una mujer, quedará en los anales de la historia publicitaria.

Vistas las cuatro preguntas, parece bastante claro que en la intención de la agencia Badger & Winters está contribuir a la formación del público, principalmente el más joven.

Los interrogantes que acabáis de leer son un primer paso de #WomenNotObjects. En paralelo, deberían llegar los argumentos, los ejemplos positivos y la implicación para poner en práctica un cambio de concepto.

Celebremos también que cada día más firmas plantean la relación con la mujer en términos de inteligencia y respeto. Es más, los mensaje publicitarios, -siempre desde la sobreentendida persuasión-, tienen ahora más contenido sobre producto, orígenes, procesos, estilo de vida, usos, principios, etc.

Pienso, por poner un par de ejemplos en el mundo del perfume, en mi admirada Aesop, cuya comunicación se mueve lejos de la publicidad tradicional, y también tengo en mente la nueva campaña de OPIUM.

El perfume de Yves Saint Laurent ha tenido una comunicación siempre controvertida y, más de una vez, censurada por los organismos de regulación de la publicidad. Sin embargo, en las últimas campañas el tono ha cambiado.

Aquí cabría preguntarse el motivo del cambio, y si la publicidad influye en la sociedad o si es un reflejo de esta. Ambas cuestiones son más que complejas e interesantes, pero lo dejamos como una pregunta abierta, por si os apetece opinar.

Tampoco hay que engañarse, el camino es lento. Es más que probable que el «sex sells» no desaparezca, pero es necesario reforzar el mensaje de que lo zafio, grosero y ordinario tiene poco que ver con la mujer que, cada una, lucha por ser.

Eso sí, la lucha conjunta es mucho más potente. Cada una podemos hacer efectivo el #WomenNotObjects denunciando públicamente las prácticas denigrantes o abusivas, pero todavía más nos comprometiéndonos a contagiar, inculcar y pelear por un auténtico respeto a la mujer.

Lo obsceno es fácil de detectar; creo que todas respondemos NO cuando nos preguntan si es necesario un desnudo para vender un perfume. Sin embargo, ¿somos igualmente sensibles a mensajes y prácticas mucho menos evidentes?

Amo la publicidad, me encanta la seducción y me fascina la relación público-marcas mediante la comunicación persuasiva, pero me comprometo con ser más sensible y activa respecto a la propuesta de #WomenNotObjects.

¿Te apuntas? Merece la pena dar un paso adelante.

Si te ha gustado el post, compártelo y… ¡ayúdanos a crecer!

*Imagen cabecera: Interview Magazine.
**Aquellas imágenes cuya autoría no aparece indicada proceden de la web y plataformas de Badger & Winters.

También te puede interesar

6 Comentarios

  • Kitty Santigosa
    Reply
    Kitty Santigosa
    03/02/2016 at 10:45

    Ole! Ole! Ole! Ole! Nada que añadir. Todo perfectamente explicado y argumentado. Un lujo tener a alguien como tu en el equipo de Mil Caprichos!
    Gracias.
    Kitty

  • Reply
    Inés
    03/02/2016 at 18:34

    Cada post,me traslada directamente a un mundo completamente fascinante y desconocido.
    Eres fabulosa.

  • María S. Zubizarreta
    Reply
    María S. Zubizarreta
    04/02/2016 at 00:16

    ¡Gracias chicas! Es una cuestión que merece la pena «discutir» y en la que nosotras tenemos mucho poder como clientas.

  • Reply
    angeles
    04/02/2016 at 14:23

    Al ser las mujeres las mayores consumidoras debemos de ser más exigentes con el trato que se nos da y el primer video que se ve me parece un horror total, un mal gusto llevado al extremo y en cuanto al anuncio de Dior, una firma que cuida mucho todos los detalles, nos anuncie un perfume de esa forma tan vulgar.,

    • María
      Reply
      María
      05/02/2016 at 18:31

      Ángeles, el primer vídeo es el que ha hecho la agencia para poner de manifiesto ejemplos reales. Son unas cuantas de las muchas barbaridades que se ven. El impacto creo que lo logran. Y sí, lo de Dior es una pena. De todos modos, los ejemplos son muchos: Tom Ford, YSL, Marc Jacobs, etc. Como tú bien dices, nosotras tenemos un papel. ¿No te parece que también hacia otras mujeres, especialmente las más jóvenes?<

  • Reply
    angeles
    05/02/2016 at 12:07

    Desde luego que el video de la agencia Badger & Winters estimula estupendamente el debate porque son unas imágenes patéticas al igual que el anuncio de Dior que es de un mal gusto que parece imposible que sea de esa firma.

  • Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar