BLOG

Darse un lujo: Ultimate Diamond Revitalizing Mask Noir

Estée Lauder Ultimate Diamond Revitalizing Mask Noir

Hace un par de años Lucía Be me pidió que escribiera un post para su blog en el que le diera las claves cosméticas para cuando se pasa a la década de los 30. Ella llamó al post “cosmética para treintañeras”. Le contesté con un mail largo en el que le daba algunas claves para cuidarse a los 30 y entre otras cosas le comenté que en la década de los 30 una tiene que hacer una selección importante en cosmética, perfumería y maquillaje, pasar de la sobreabundancia de los 20 a la sobriedad bien elegida de los 40. El tema da para mucho así que no voy a extenderme en él, sólo en un punto: Con 20 años es fácil encontrar tiempo para una misma y es habitual perder un tiempo que te parece que no tienes. Cuando llegan los hijos te das cuenta de la cantidad de tiempo que has perdido y piensas… ay! Si yo tuviera ahora diez minutos libres. Aprendes a base de golpes y de falta de sueño a cuidarte como buenamente puedes y en un tiempo récord. Los productos 2 en uno son los reyes en esta década. Hay quién llega a preguntarse cómo es posible que no exista un 3, 4, 5 y hasta un 6 en uno que lo haga todo. Pasan los años cada vez más deprisa y notas como la piel se queja de los excesos de la adolescencia dejando entrever que la juventud ya no es tan visible. Las canguros de tus hijos delatan tu edad y te das cuenta de repente, un día, sin más, es así de cruel. Pero también es así de maravilloso. Cumplir años hace que valores mejor lo realmente importante. Una crema tiene un valor bastante relativo pero relajarte 10 minutos es importante para el bien de tu familia. No hace falta mucho tiempo, sólo un poco y en soledad. Ponerte una buena crema hidratante después de la ducha sin que nadie aporree la puerta no tiene precio. Ponerte una mascarilla, un sérum, lavarte el pelo con tranquilidad y, de vez en cuando, alargar la ducha 3 minutos más. Son pequeños gestos que pueden hacer la vida maravillosa. No es cuestión de hacer todo todos los días, sólo de saber encontrar en las cosas pequeñas de cada día la felicidad. Y no es fácil porque Twitter, Instagram, Facebook, Snapchat y el mundo en general van a una velocidad de vértigo… ¿Has probado a salir de un grupo de Whatsapp especialmente activo? Eso también ayuda…

Mis gestos antiestrés son mínimos y poco habituales pero el día en que consigo tener “mi momento” es una maravilla. Siento debilidad declarada por las mascarillas. Tengo un rincón del baño reservado a las mascarillas (un rincón en la balda de mi pobre marido) y todas me gustan: Las de limpieza de Caudalie a base de arcilla, la exfonat de Ami iyök, la hidratante de Hydralife de Dior (una auténtica gozada), la de luminosidad de Darphin a base de camelia, la relajante de 10 minutos de Sensai y la Ultimate Diamond Revitalizing Mask Noir de la línea Re-Nutriv de Estée Lauder. Es de esta última de la que os quiero habar hoy.

renutrivultimatediamond
La línea Ultimate Diamond de Re-Nutriv cuenta en su composición, como os conté en este post, con extracto de trufa diamante negro, uno de los ingredientes más preciados de la fórmula. En el caso de la mascarilla incluye también polvo de carbón de bambú y minerales. Es importante tener en cuenta los ingredientes para entender el efecto de la mascarilla. 5 minutos bastan para revelar una piel mucho más luminosa, hidratada y descansada. Esta mascarilla negra está formulada con Tecnologías Re-texturizantes, que incorporan perlas ultra-finas de ésteres de jojoba naturales para refinar la piel y eliminar las células cansadas y apagadas. Incluye Oro de 24K combinado con anti-irritantes que envuelve la piel para asegurarse de que se sienta cómoda, mientras que las Perlas del Mar del Sur y los difusores ópticos complementan la luminosidad natural de la piel.

BROCHARENUTRIV
La mascarilla viene en una preciosa caja con una bandeja de espejo y una brocha. La forma de la brocha es curiosa y te hace buscar entre el prospecto el método de aplicación ya que no es el clásico pincel para aplicar mascarillas, és más compacta, densa, con un corte recto. Cuando lees un poco más descubres que la brocha forma parte del primer paso del ritual de aplicación. Se masajea en seco la piel limpia con la brocha para activar la microcirculación. El masaje se inicia en mentón y mejillas, después se pasa de la punta de la nariz a la sien y por último de la nariz hacia la sien y hasta el cuello. Es un procedimiento interesante que además de reactivar la microcirculación, hace trabajar los músculos del rostro para evitar el envejecimiento.

El segundo paso es la aplicación de la mascarilla. Se coge un poco de producto con la espátula y se posa en la punta de los dedos. Desde ahí se extiende una capa fina por todo el rostro, se deja actuar 5 minutos y después se masajea con movimientos circulares del centro del rostro hacia los extremos. Se retira el producto con agua tibia y después con un algodón empapado en tónico. Personalmente me gusta retirarlo con una muselina de bambú de Aurelia Skincare porque son muy suaves y me ayudan a retirar las mascarillas y las limpiadoras con delicadeza.

mascarillaabierta2
La mascarilla es de color negro y cuando la aplicas en la piel deja un aspecto como de ceniza oleosa, el recuerdo que se me vino a la cabeza cuando la utilicé por primera vez es la escena de Mary Poppins en la que limpian chimeneas. Tienes cara de Bert, básicamente. Tras retirar la mascarilla notas la piel más luminosa, hidratada, fina, con el poro limpio, con las líneas de expresión más definidas y con un olor agradable. Después aplicas tu tratamiento habitual. Está pensada para utilizar una vez a la semana y es una auténtica joya. Tan joya es que hasta me daba apuro utilizarla pero debo decir que si notas la piel cansada, apagada, y con necesidad de un tratamiento intensivo, vale la pena.

Re-Nutrive Ultimate Diamond Revitalizing Mask Noir. Estée Lauder.

Re-Nutrive Ultimate Diamond Revitalizing Mask Noir. Estée Lauder.


Siempre que tengo un producto de este valor entre las manos mi cabeza se encuentra con un dilema: Por un lado está el escándalo social que supone el precio que hay que pagar por un tratamiento de estas características y por otro el reto que ha supuesto una fórmula así para los investigadores que han trabajado en ella y pienso… el precio es la única pega que tiene. El dilema quizás está en si estás o no dispuesto a gastar en ello y el por qué. Hay quién gasta fortunas en cosmética y hace unas obras de caridad impresionantes y hay quien no, es más, hay quien no hace ni una cosa ni la otra, y hay quien… hay quien juzga lo que hacen los demás. Este final de post lo escribo porque muchas veces al publicar, yo u otros, posts sobre cosmética selectiva vemos comentarios que se limitan a hablar del precio… y me da pena. Un Monet es bonito aunque no me lo pueda permitir. Seguro que podemos comentar algo más sobre un Monet que su precio… probemos a hacer lo propio sobre el buen trabajo que hacen desde algunas firmas de cosmética. Voy a terminar este post sin anotar el precio para que nos centremos en lo realmente importante y nos contestes a esta sencilla pregunta: ¿Qué te parece?

También te puede interesar

2 Comentarios

  • Reply
    Inés
    05/05/2016 at 17:19

    …es lo de siempre,no está al alcance de cualquiera.

  • Reply
    angeles
    06/05/2016 at 12:36

    Después de leerte me digo esta noche o mañana me pongo una pero soy terriblemente perezosa para mascarillas y exfoliantes. Tienes toda la razón en que algunas veces sólo hablamos del precio cuando detrás del producto hay mucho trabajo y años de investigación. Yo creo que las casas comerciales deberían de gastar menos en publicidad, sobre todo, con famosas y abaratar un poquito los productos.

  • Responder

    Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

    Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

    Cerrar