VISIÓN


QUIENESSOMOS5
Mil Caprichos nació el 14 de junio de 2008, como respuesta a mi interés por el mundo de la belleza y, de paso, “para que mis amigas no tuvieran que pedirme más mails con productos y consejos de belleza, páginas de compras privadas, ideas decorativas y mil cosas más. Un espacio para hablar, discutir, opinar y disfrutar del mundo de la belleza. Un espacio donde se analizan novedades semanalmente y se enseñan las tendencias cosméticas. Mil Caprichos quiere enseñar que todas las mujeres son bellas. Sí, todas. Sólo hay que saber sacarse partido, y ese es uno de los objetivos del blog: ayudar a todas a las mujeres a arreglarse sin perder su estilo. Quiero que la gente compre cosmética con cabeza”.

Esas palabras las extraigo de la presentación del blog hace seis años. Ahora la actualizamos con la experiencia adquirida en este tiempo, durante el que hay veces que hemos escrito muchísimo y otros en los que casi hemos apagado los motores:

El mundo de la belleza es apasionante, tanto como el del obrador de una pastelería y del mismo modo exige amasar, dejar reposar, investigar nuevas recetas, acertar con las medidas y ser preciso. Exige profesionalidad. También debemos ser profesionales quienes, desde nuestros blogs, escribimos u opinamos sobre belleza. Con ese espíritu ha crecido Mil Caprichos.

Si algo puedo decir con orgullo es que Mil Caprichos no ha sido un mero reproductor de notas de prensa. No entiendo que la aportación de un blog sea repetir al dedillo lo que las marcas dicen por si mismas. Afortunadamente, hay bloggers que hacen un trabajo excelente, pero otros sólo “cortan y pegan” la información que las firmas nos envían. Hay demasiados blogs que sólo son hojarasca.

En estos años, he procurado ser fiel a mis principios: rigor, servicio a las lectoras y diálogo cercano con las marcas.

Por supuesto, he metido la pata en diversas ocasiones, pero ahora tengo mucho más claro lo que quiero:

1. Quiero que Mil Caprichos sea siempre un blog. ¿Un blog? Sí, un blog entendido como un bloc de notas personal en el que caben investigaciones profundas, reflexiones personales, simples apuntes y listas de “cosas” por descubrir.

2. Quiero hablar de belleza (moriremos hablando de belleza), pero no sometiéndome al calendario de lanzamientos mensuales. Es humanamente imposible llegar a todo lo que las marcas hacen y es que, además, no quiero hablar sólo de lanzamientos cosméticos.

3. Quiero hablar de lo que nos parece relevante, novedoso y, en cierto modo, rompedor. Hablaré de aquello que realmente aporte y ayude a completar un mapa de blogs de belleza rico en contenido y tremendamente entretenido.

4. Quiero ser relevante para aquellos lectores que buscan calidad y contenidos originales. No es nuestro estilo pelear por el trozo más grande de la tarta (léase ser el blog más leído de la red) porque no queremos lectores que consuman cualquier cosa. Con internet parece que el mundo va muy deprisa, pero en realidad va a la misma velocidad. La clave para saber adaptarnos a ese ritmo nos la da el buen obrador del que hablábamos más arriba. Mientras unos caen en vender panes congelados, esos que ahora se ven en cualquier gasolinera o tienda de chucherías, él apuesta por amasar, dejar reposar, investigar nuevas recetas… Apuesta por ser profesional y sabe que lo otro no es pan. Lo mismo pasa con los blogs.

6. Quiero ofrecer poco y bueno, en lugar de mucho y malo (o regular). No hemos cumplido los 18, pero tener un blog activo desde hace seis años nos hace adultos en la blogoesfera lo que nos lleva a ser selectivos en el fondo y en las formas.

El mundo no va más deprisa, simplemente ahora hay más “vendedores de pan”. El exceso de oferta nos dificulta escoger bien, difumina los criterios para medir la calidad, satura y, en definitiva, facilita que perdamos la perspectiva. Nuestro deseo es ayudar a mantener despejado ese horizonte.

Todo lo anterior no significa que no vayamos a dar voz a las marcas ni que dejemos de reseñar productos interesantes (¡nos encantan!). Lo que queremos es dar una información seleccionada, a veces breve y otras extensa. No vamos a explicar cada detalle de la nueva etapa porque queremos que lo descubras tú misma.

Aspiramos a que nos quieras porque proporcionamos contenido útil y alimento para soñar. Y aspiramos a que nos necesites por ser tu referente para disfrutar y aprender más sobre el mundo de la belleza.

¿Te interesa? Si es así, únete:

Introduce tu e-mail:

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar